SALARIO MINIMO E INFLACIÓN

PESOS Y CONTRAPESOS

Uno de los argumentos en contra del aumento al salario mínimo tiene que ver con el efecto que ello tendría sobre la inflación, misma que lleva ya varios meses repuntando, alejándose de la meta del 3 por ciento, más menos un porcentual de margen de error. La inflación en mayo fue 6.2 por ciento. Se cree, equivocadamente, que si aumenta el precio del trabajo asalariado, es decir: el salario, ello traerá como consecuencia un alza en el resto de los precios, lo cual no necesariamente es así. Lo explico de la manera más sencilla posible.
Supongamos una economía con solamente dos bienes, A y B, y con solamente 10 pesos para realizar los intercambios. Supongamos que el precio de A es 6 pesos y el precio de B es 4. El precio promedio (que hará las veces del índice de precios, con el que se calcula la inflación) es 5 pesos. ¿Qué pasa si el precio de B aumenta de 4 a 6 pesos y si la cantidad de dinero se mantiene constante en 10 pesos? Que no hay dinero suficiente para comprar B al nuevo precio de 6 pesos y A al viejo precio de 6. Si B se compra a 6 pesos entonces A tiene que ofrecerse a 4, precio al cual se venderá: si se vendía a 6 con más razón se venderá a 4. El precio promedio (que, recordemos, hace las veces de índice de precios, con el que se calcula la inflación) sigue siendo 5 pesos. Aumentó el precio de B pero, dado que bajó el precio de A, no hubo inflación.
Supóngase que B es el trabajo asalariado. Su aumento, necesariamente, ¿ocasiona el alza de precios? No.
La objeción al aumento al salario mínimo no debe ser el efecto que ello tendría sobre el resto de los precios, sino sobre la demanda de trabajo de parte de los empleadores, demanda que, si se trata de un verdadero salario mínimo (puede no ser el caso), necesariamente se reducirá.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."