¿SUSTITUCIÓN DE IMPORTACIONES?

PESOS Y CONTRAPESOS

El gobierno mexicano reprueba, ¡con razón!, los aranceles con los que el gobierno estadounidense grava las importaciones de acero y aluminio mexicano, y responde, ¡contradictoriamente!, con la misma medida: imposición de aranceles a productos importados hacia México desde los Estados Unidos, aranceles que, al traducirse en un mayor precio de esos productos, atentan contra el bienestar de los consumidores mexicanos, aranceles que estarán vigentes hasta que el gobierno estadounidense elimine los aranceles al acero y al aluminio.
Hay quienes consideran que la afirmación de que los aranceles impuestos por el gobierno mexicano a importaciones estadunidenses se traducirán en mayores precios para el consumidor mexicano no necesariamente es cierta, ya que muchos de esos productos tienen sustitutos producidos en México, tal y como es el caso de las manzanas, que se producen en Chihuahua, Durango y Puebla. La pregunta es, ¿tiene la producción nacional la capacidad para sustituir, al mismo precio (aquí está el detalle: ¡al mismo precio!), la oferta de manzana importada, cuyo precio, consecuencia del arancel del 20 por ciento con el que el gobierno mexicano grava su importación, necesariamente aumentará?
Según datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), en este 2018 se producirán en el país 758.3 miles de toneladas de manzana, al tiempo que la demanda nacional será de 950.3 miles de toneladas, por lo que la producción nacional satisfacerá el 79.8 por ciento de la demanda y la importación, que se ofrecerá a un precio mayor (a menos que el importador mexicano esté dispuesto a absorber el arancel sin intentar traspasarlo al consumidor mexicano vía un mayor precio), el restante 20.2 por ciento.




Supongamos que el consumidor mexicano no está dispuesto a pagar un mayor precio por la manzana importada, deja de comprarla, deja de importarse, por lo que, de manera inmediata, se reduce la oferta. Si la caída en la demanda por la manzana importada se traduce en un aumento en la demanda por la manzana nacional, y si la producción y oferta de ésta no puede aumentar, ¿qué pasará con su precio? Aumentará.
Más o menos el 97.8 por ciento de la importación de manzana viene de los Estados Unidos, 1.9 de Chile, 0.3 de Canadá y 0.02 de Nueva Zelanda. ¿Se podrá sustituir la importación desde Estados Unidos con importaciones desde Chile, Canadá o Nueva Zelanda? Y si sí, ¿a qué precio? Esta es, insisto, la pregunta.
Ante el encarecimiento que ocasionarán los aranceles impuestos arbitrariamente por el gobierno mexicano a la importación de productos estadounidenses, puede darse la sustitución de importaciones, ya sea con producción nacional, ya sea con importaciones de otros países. La pregunta es ¿a qué precio se ofrecerán esos productos sustitutos?

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."