“ESTO TERMINARÁ EN DESASTRE, DEBERÍAN ESTAR PREOCUPADOS”

guillermo-barba_02
Guillermo Barba

En este espacio damos seguimiento puntual a las apariciones públicas de uno de los inversores más famosos de Wall Street, Jim Rogers –el gurú de las materias primas-, a quien por cierto ya hemos entrevistado. Jim es un viejo “lobo de mar” que ha hecho su fortuna en los mercados de acciones, bonos, divisas, commodities, etc., por lo que sus advertencias no las debemos pasar por alto.

En una de sus más recientes entrevistas, Rogers dijo a CNN que, de plano, el mundo tiene “un montón de académicos y burócratas que no tienen idea de lo que están haciendo”. Se refiere por supuesto a nuestros políticos y gobernadores de los bancos centrales que, con sus políticas de “estímulo”, pretenden supuestamente hacer crecer la economía. Grave error.

En realidad, nos dice Rogers, en su origen los bancos centrales fueron creados para tener una “divisa estable” y fungir como prestamistas de última instancia en momentos críticos, cuando la gente está desesperada. No obstante, eso ha cambiado.

Ahora –asegura el inversor estadounidense-, los bancos centrales trabajan bajo la idea de que están para hacer subir a los mercados bursátiles y mantener a los mercados financieros. Esto significa que su trabajo ahora sirve “para que los brokers conserven sus Lamborghinis”, algo que con razón califica de “indignante”.

El problema es que nada de esto soluciona el problema de fondo: el exceso de deuda, crédito y consumo en la economía. De manera que gobiernos y autoridades monetarias pretenden combatir la enfermedad con más de lo que la provocó, algo que aquí hemos criticado con mucha severidad y advertido de sus consecuencias.

Rogers hace lo propio. Los bancos centrales “entre más hacen (por estimular la economía y los mercados) empeoran la situación.” Las rondas de estímulo monetario conocidas como “flexibilización cuantitativa” (QE, en inglés) no han funcionado, no obstante, continúan intentando revivir la economía llegando al extremo. Por ejemplo, ya cunden en buena parte del mundo desarrollado las tasas de interés negativas –como en Europa, Japón, Suiza, etc.-, pero al igual que las tasas en cero y las inyecciones de liquidez, fracasarán.

Lo malo, afirma Rogers, es que todos pagaremos un precio muy alto por la incompetencia de los banqueros centrales. Jim lanza una advertencia: “esto va a ser un desastre al final, deberían estar muy preocupados y preparados.”

La conductora le cuestionó sobre qué pensaba que ocurrirá entonces, a lo que Rogers contestó que si los bancos centrales dicen “los vamos a salvar” de nueva cuenta, las bolsas de valores van a subir. Pero el resto de este año y el siguiente “vamos a tener momentos terribles en los mercados financieros.”

Los bancos centrales seguirán tratando de hacer algo. Piensa que ya no le llamarán “flexibilización cuantitativa” a sus programas para no parecer locos, pero quizá hasta compren acciones de forma directa para levantar a las bolsas.

“A propósito, Jim subraya que los mercados accionarios en Estados Unidos acumulan más de siete años al alza, algo que “no es normal”, puesto que tienen que ocurrir correcciones (bajas) y desaceleraciones económicas. “Esa es la manera en que el mundo siempre ha funcionado, pero estos muchachos creen que son más inteligentes que el mercado. No lo son.”

Como queda claro, la vieja recomendación de prepararse en tiempos de calma –como el que en apariencia se vive en el tipo de cambio del peso frente al dólar- para la tormenta, es más vigente que nunca.

E-mail: inteligenciafinancieraglobal@gmail.com

@memobarba

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."