ALGUNOS DATOS

La Confidencial

PESOS Y CONTRAPESOS
La inflación en 2019 fue 2.83 por ciento, lo cual, comparando con años anteriores, es una buena noticia. En 2015 fue 2.21 por ciento, la menor desde 1969, año en el que se empezó a calcular. A partir de entonces sumamos dos años consecutivos con inflación al alza: 3.36 en 2016 y 6.77 en 2017, para, de entonces a la fecha, sumar dos años seguidos con inflación a la baja: 4.85 en 2018 y 2.83 en 2019, registrándose dos años consecutivos con una menor pérdida en el poder adquisitivo de nuestro dinero. En lo que va del siglo XXI, entre el 1 de enero de 2001 y el 31 de diciembre de 2019, la inflación acumulada en México fue 119.29 por ciento, 0.34 por ciento promedio mensual, 4.22 por ciento promedio anual, por arriba de la meta de inflación, fijada por el Banco de México, que es del tres por ciento, más – menos un punto porcentual de margen de error, por lo que la máxima inflación aceptable es del cuatro. Inflación a la baja, buena noticia.
En octubre pasado la Inversión Fija Bruta, IFB, que se realiza en instalaciones, maquinaria y equipo, y que forma parte esencial de la Inversión Directa, ID, de la que depende la producción de bienes y servicios, variable con la que se mide el crecimiento de la economía, así como la creación de empleos y la generación del ingresos, creció, en términos anuales, menos 8.7 por ciento, lo cual es una pésima noticia, por todo lo que depende de la ID (producción, empleos, ingresos), de la cual forma parte esencial la IFB. Entre enero y octubre de 2018 la IFB creció, en promedio mensual, 2.3 por ciento. Un año después, entre enero y octubre de 2019, decreció 5.4 por ciento. Pésima noticia.




También en octubre pasado el Consumo Privado, CP, que se mide por la compra de bienes y servicios de las familias residentes en el país, creció, en términos anuales, 1.5 por ciento, lo cual, si tomamos en cuenta que en agosto y septiembre creció 0.4 y 1.0 por ciento, es una buena noticia. A lo largo de los diez primeros meses de 2018 el CP creció, en promedio mensual, 2.4 por ciento. Transcurrido un año, durante los diez primeros meses del 2019 dicho crecimiento resultó de solamente 1.0 por ciento. Mala noticia.
En 2017 se crearon, en el sector formal de la economía, según los registros del IMSS, 801 mil 831 nuevos empleos. En 2018 menos, 660 mil 910, y en 2019 todavía menos, 342 mil 077, 48.2 por ciento menos que en 2018 y 57.3 por ciento menos que en 2017. Durante los primeros trece meses de la 4T la cantidad de empleos registrados ante el IMSS, y por lo tanto en el sector formal de la economía, se redujo en 36 mil 484 plazas.




Tomando en cuenta estos datos, qué respuesta da usted, lector, a la pregunta, ¿cómo va la economía mexicana? Muy bien, bien, regular, mal, muy mal. Pero, sobre todo, ¿cómo le está yendo a usted?
E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."