CERO

PESOS Y CONTRAPESOS

Durante los nueve primeros meses del 2018 la economía mexicana creció, en promedio trimestral, 2.1 por ciento, crecimiento bajo pero dentro de lo normal para nuestra economía, cuyo crecimiento promedio anual del 2001 al 2018 fue 2.3 por ciento, crecimiento mediocre y, por ello, preocupante.

A lo largo de los nueve primeros meses del 2019 el crecimiento promedio trimestral de la economía mexicana fue 0.0 por ciento, con el siguiente crecimiento trimestre tras trimestre: 1.2, menos 0.8 y menos 0.4 por ciento, sumando ya dos trimestres consecutivos con crecimiento negativo, lo cual nos ubica, oficialmente, en una situación de recesión, definida precisamente como dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo.

Comparemos. Crecimiento promedio trimestral de la economía mexicana entre enero y septiembre de 2018, 2.1 por ciento, dentro de lo normal. Crecimiento promedio trimestral de la economía mexicana entre enero y septiembre de 2019, 0.0 por ciento, fuera de lo normal.




Es un hecho que, con la llegada de la 4T al poder, la economìa mexicana se frenó en seco. Durante el tercer trimestre de 2018 creció 2.5 por ciento. Un año después, a lo largo del tercer trimestre de 2019, decreció 0.4 por ciento, con todo lo que ello significa en términos de producción de bienes y servicios, de creación de empleos, de generación de ingresos y, por lo tanto, en términos del bienestar de las familias mexicanas.

La debacle comenzó hace un año con la cancelación de la construcción del NAICM en Texcoco, y hasta el momento el gobierno no ha sido capaz de revetirla, para lo cual debe recuperar la confianza de los empresarios, de cuyas inversiones directas dependen la producción, el empleo y el ingreso, y por lo tanto el bienestar, siendo la producción la variable con la que se mide el crecimiento de la economía.




Leemos en el artículo 25 constitucional que el Estado debe, entre otras cosas, crear “…las condiciones necesarias para generar un mayor crecimiento económico, promoviendo la inversión…”, siendo un hecho innegable que el actual gobierno, que para tales efectos respresenta al Estado, ha hecho exactamente lo contrario: ha creado las condiciones que han desincentivado las inversiones directas, de las cuales depende la producción de bienes y servicios, variable con la que se mide el crecimiento de la economía, momento de recordar que AMLO se comprometió a respetar la Constitución, algo que, con relación al renglón señalado, no ha hecho. Nos toca ahora a nosotros, los ciudadanos, demandárselo. ¿Seremos capaces?

Antes del inicio de la 4T ya enfrentábamos el problema del bajo crecimiento, 2.3 por ciento en promedio. A once meses de iniciada la 4T el problema se ha agravado. El crecimiento ya no es bajo sino negativo.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."