COMBATE A LA POBREZA, ¿EFICAZ?

PESOS Y CONTRAPESOS

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, CONEVAL, dio a conocer la Medición de Pobreza 2008 – 2018. Estos son los principales resultados.
En 2008 el 44.4 por ciento de los mexicanos sobrevivía en la pobreza: 11.0 por ciento en pobreza extrema, 33.2 en pobreza moderada. Diez años después, y mucha política de desarrollo social de por medio, estos fueron los porcentajes: 41.9 pobreza (bajó); 34.5 pobreza moderada (subió); 7.4 pobreza extrema (bajó).




A lo largo de estos diez años la pobreza se redujo 2.5 puntos porcentuales, equivalentes al 5.6 por ciento. La pobreza extrema se redujo 3.6 puntos porcentuales, equivalentes al 32.7 por ciento. La pobreza moderada aumentó 3.9 por ciento, equivalente al 11.7 por ciento.
Con estos resultados, ¿cómo debemos calificar la eficacia de la política de desarrollo social del gobierno, basada en la redistribución del ingreso, en quitarle a Pedro lo que es de Pedro para darle a Juan lo que no es de Juan?
Para responder tengamos en cuenta que el CONEVAL divide a los pobres en dos grupos: población vulnerable por carencias sociales y población vulnerable por ingresos. Los indicadores de carencias sociales son: rezago educativo; acceso a servicios de salud; acceso a seguridad social; calidad y espacio de la vivienda; acceso a servicios básicos en la vivienda; acceso a la alimentación. El indicador de la vulnerabilidad por ingresos es el ingreso generado por las personas.
En 2008 el 32.3 por ciento de la población era vulnerable por carencias sociales. En 2018 el 29.3. La reducción fue de 3.0 puntos porcentuales, equivalentes al 9.3 por ciento.




En 2008 el 4.7 por ciento de la población era vulnerable por ingresos. En 2018 el porcentaje aumentó a 6.9. El incremento fue de 2.2 puntos porcentuales, equivalentes al 46.8 por ciento.
Superar la pobreza depende de dos cosas. Primera: generar ingreso suficiente para acceder, gracias al trabajo propio, ¡no a la dádiva gubernamental!, a los satisfactores necesarios. Segunda: la producción y oferta de esos bienes y servicios. La causa de la pobreza está en lo primero, no en lo segundo.
En 2008 el 49.0 por ciento de la población generaba un ingreso inferior a la línea de pobreza, por lo que no le alcanzaba para comprar, en cantidades suficientes, alimentos, transporte, educación, salud, esparcimiento, y demás bienes y servicios de consumo habitual. En 2018 el porcentaje fue 48.8.
En 2008 el 16.8 por ciento de la población generaba un ingreso inferior a la línea de pobreza extrema, por lo que no le alcanzaba para comprar, en cantidades suficientes, alimentos. En 2018 el porcentaje fue el mismo: 16.8.
Analizando las cifras, ¿cuál es la respuesta a la pregunta por la eficacia de la política de desarrollo social el gobierno? Con AMLO, ¿resultará más eficaz?

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."