CONFIANZA EMPRESARIAL, LA CLAVE

PESOS Y CONTRAPESOS

En octubre, antes de la cancelación de la construcción del NAICM, la Inversión Fija Bruta (IFB) creció, en términos anuales, 1.9 por ciento. En noviembre y diciembre, después de la cancelación, y dado el impacto negativo que ello tuvo en la confianza de los empresarios, de la cual dependen sus inversiones, la IFB decreció 2.2 y 6.3 por ciento. En enero creció 1.1 por ciento, lo cual, después de los pésimos resultados de los meses anteriores, fue un buen resultado.




La pregunta es si ese buen resultado de la IFB, que se lleva a cabo en instalaciones, maquinaria y equipo, siendo parte fundamental de la inversión directa, de la cual depende la producción de satisfactores, la creación de empleos y la generación de ingreso, fue consecuencia del efecto rebote (después de malos resultados de manera “natural”, pero no sostenida, vienen buenos), o de un cambio en la percepción de los empresarios en torno al futuro de la economía, percepción que pudo cambiar, o de negativa a positiva, o de muy negativa a menos negativa, o de poco positiva a más positiva. ¿A qué se debió ese mejor desempeño de la IFB en enero?
La respuesta la podemos buscar en el Indicador de Confianza Empresarial (ICE), que mes tras mes reporta el INEGI, y que calcula para los sectores de la manufactura, el comercio y la construcción, a partir de las respuestas a cinco preguntas, entre la cuales se encuentra esta: el actual, ¿es un buen momento para invertir? Si el ICE su ubica por debajo de los 50 puntos se encuentra en zona negativa, de desconfianza. Si se ubica por arriba de las 50 unidades se encuentra en zona de confianza, negativa.




Calculando el ICE promedio para las respuestas a la pregunta de si el actual es un buen momento para invertir, tenemos, de noviembre (último mes del gobierno de EPN) a marzo (cuarto mes del sexenio de AMLO), los siguientes resultados: noviembre, 31.5; diciembre, 32.0; enero, 32.6; febrero, 32.2; marzo, 31.5. En todos los casos el ICE se ubicó en zona negativa, de desconfianza, y en febrero y marzo resultó menor, por lo que la desconfianza aumentó. En el caso de la manufactura el ICE suma 136 meses por debajo de los 50 puntos; en el de la construcción 94; en el del comercio igual, 94 meses, y, sin embargo, salvo periodos como lo fueron noviembre y diciembre, en México se invierte.
¿Cuánto más no se invertiría si se hiciera todo lo que debe hacerse para que la desconfianza empresarial se convierta en confianza? Eso, lo que se debe hacer, lo debe hacer el gobierno, y en este renglón, este gobierno, y los anteriores, han quedado a deber. Lo que preocupa es que este gobierno no está haciendo la tarea, y no porque no quiera sino porque, da la impresión, no sabe qué hacer, lo cual es grave.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."