CONSUMIDORES Y CONSUMO

PESOS Y CONTRAPESOS

En enero y febrero pasados la confianza de los consumidores aumentó 5.3 y 6.2 por ciento, respectivamente. Fue un buen inicio de año, sobre todo comparado con lo sucedido un año antes, en enero y febrero del 2018, meses en los cuales la confianza de los consumidores se redujo, respectivamente, 2.5 y 0.8 por ciento.

En el segundo bimestre del año, marzo y abril, las cosas cambiaron, y la confianza de los consumidores se redujo 3.2 y 1.9 por ciento, respectivamente. Fue un mal segundo bimestre del año, sobre todo si lo comparamos con el segundo bimestre del año pasado. En marzo y abril del 2018 la confianza de los consumidores creció, respectivamente, 0.5 y 3.6 por ciento.




La confianza de los consumidores la calcula el INEGI a partir de las respuestas a estas cinco preguntas: 1) comparada con la situación que los miembros de este hogar tenían hace 12 meses, ¿cómo cree que es su situación en este momento?; 2) ¿cómo considera usted que será la situación económica de los miembros de este hogar dentro de 12 meses, respecto a la actual?; 3) ¿cómo considera usted la situación económica del país hoy en día comparada con la de hace 12 meses?; 4) ¿cómo considera usted que será la situación económica del país dentro de 12 meses respeto de la actual?; 5) comparando la situación económica actual con la de hace un año, ¿cómo considera usted en el momento actual las posibilidades para comprar muebles, televisores, lavadoras y otros aparatos electrodomésticos?

En abril la confianza con relación a las dos primeras preguntas, relacionadas con la situación pasada y futura de la economía familiar, se redujo, respectivamente, 0.1 y 0.9 por ciento.

La confianza con relación a preguntas tres y cuatro, las relacionadas con el pasado y futuro de la economía en su conjunto, se redujo, en cada caso, 3.8 y 4.8 por ciento.




Lo anterior quiere decir que los consumidores encuestados por el INEGI son más optimistas, o meno pesimistas, con relación al presente y futuro de la economía familiar que con relación al presente y futuro de la economía en su conjunto, lo cual quiere decir que consideran que les puede ir bien, o menos mal, a ellos, aunque al resto no le vaya tan bien, o de plano le vaya mal.

Con relación a la quinta pregunta, la relacionada con la posibilidad de comprar muebles, televisores, lavadoras y otros aparatos electrodomésticos, en abril la confianza de los consumidores aumentó 0.1 por ciento, pese a que, en las dos preguntas relacionadas con la situación presente y futura de la economía familiar, la confianza de los consumidores se redujo.

¿Hay congruencia en las respuestas de los consumidores?

Un último dato. En febrero la confianza de los consumidores creció 6.2 por ciento y, sin embargo, el consumo de las familias (último mes para el que tenemos información), medido por la compra de bienes y servicios, se redujo 0.2 por ciento.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."