Depresión artificial del precio del oro: ¿maldición o bendición?

En muchos sentidos, 2021 será para el mundo lo que 2020 debió ser: un año de crecimiento. Este año ha sido tan sorpresiva y extraordinariamente malo a causa de la pandemia, que el inevitable rebote del que viene – sumado a factores como la vacunación masiva y el inicio de la primavera en marzo-, acelerará una ola de optimismo que en el ámbito financiero se reflejará en los índices bursátiles y otros activos de riesgo como el peso que se revalorizarán.

En un mundo en el que las tasas de interés están de nueva cuenta en mínimos históricos cercanos a cero por ciento, la casi nula obtención de rendimientos en instrumentos tradicionales considerados de “bajo riesgo” empuja a los inversores a buscar ganancias en mercados más riesgosos.

Esto no sería ningún problema en un mundo de mercados libres en el que dichos tipos de interés estuvieran en cero debido a un exceso de ahorro. ¡Pero no es el caso!

Y es que como en cualquier mercado, en el de dinero a mayor oferta de ahorro del público las tasas de rendimiento de los bonos tenderían a bajar hasta desincentivar ese ahorro excesivo e inducir a más consumo, y a la inversa: a menor oferta de ahorro por parte de los inversionistas las tasas tenderían a subir hasta atraer más de esos recursos.

Sin embargo, en el sistema monetario actual el libre mercado de dinero no existe más.

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."