DESEMPLEO AL ALZA

PESOS Y CONTRAPESOS

En términos generales el desempeño de una economía puede analizarse desde el punto de vista de su dinamismo y estabilidad. El dinamismo, por lo general, se relaciona con su crecimiento, que se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, el Producto Interno Bruto. La estabilidad, casi siempre, se relaciona con el poder adquisitivo del dinero, que se mide por el comportamiento del Índice Nacional de Precios al Consumidor, a partir del cual se calcula la inflación.

Si bien el comportamiento de la producción es la variable más socorrida para medir el dinamismo de la economía, hay muchas otras que nos dan una buena idea de qué tan dinámica es. Una de esas variables es el desempleo, pudiendo establecerse la siguiente relación: a menor desempleo mayor dinamismo; a mayor desempleo menor dinamismo. Desde esta perspectiva, ¿qué tan dinámica es la economía mexicana? Veámoslo y usemos para ello la tasa de desempleo (TD), que se calcula como porcentaje de la población económicamente activa (PEA), formada por todos los mexicanos, hombres y mujeres, mayores de 15 años que buscan trabajo. Si lo encuentra se vuelven población ocupada (PO). Si no lo encuentra, y siguen buscando, son población desocupada (PD). Analizo los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Trimestral del INEGI.




Durante el primer trimestre de 2018 la TD fue 3.2 por ciento de la PEA. Un año después, durante el primer trimestre de 2019, resultó 3.5 del por ciento. De un año para otro la TD aumentó 3 décimas de punto porcentual, equivalentes al 9.4 por ciento.
A lo largo del último trimestre de 2018 la TD fue 3.4 por ciento de la PEA. Un trimestre después, a lo largo del primer trimestre de 2019, fue 3.5 por ciento. De un trimestre para otro la TD aumentó una décima de punto porcentual, que equivale al 2.9 por ciento.

Ya sea que comparemos en términos anuales, comparando el primer trimestre de 2019 con el primero de 2018, o que lo hagamos en términos trimestrales, comparando el primer trimestre de 2019 con el último de 2018, el resultado es el mismo: aumento en el desempleo, lo cual es una muestra más, y ya van varias, de que la economía mexicana está perdiendo dinamismo, algo que al gobierno no parece importarle, dado que no toma las medidas necesarias para dinamizarla de manera correcta.




Y en materia de estabilidad, ¿cómo vamos? Dos datos. En febrero la inflación fue 3.94 por ciento, la menor en lo que va del año. Dos meses después, en abril, llegó a 4.41 por ciento, 47 centésimas de punto porcentual más, incremento equivalente al 11.9 por ciento.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."