¿El fondo de las criptomonedas y su capitalización de mercado?

En los últimos reportes he detallado la importancia de las transacciones, envío de valor y casos de uso, nuevos usuarios, siendo igual o más importante que el precio. Aunque el precio es un termómetro del sentimiento y la reacción o percepción de estos datos, sumando las noticias o ruido en el espacio, al final el precio por sí solo y la entrada de personas que buscan hacer dinero rápido en este mercado es sólo especulación.
Para justificar estas caídas tienen que existir datos y números de crecimiento, y sobre todo saber si es o no una burbuja, y si la tendencia tiene algún cambio a corto, mediano o largo plazo.
(Un ejemplo fue el reporte de la semana pasada, “Ethereum, precio y transacciones“, en que describo una correlación entre las transacciones, el envío de valor, los casos de uso y aplicaciones con el precio.)
También es importante notar que Ethereum (ETH) tuvo un mayor rendimiento que Bitcoin (BTC) en 2017, y esto fue parte de que en algún momento cayera aún más que Bitcoin, pero en un año hemos visto despegar muchos casos de uso en sus integraciones, como los ICOs, juegos y ahora exchanges descentralizados.
Tras la reciente caída de las criptomonedas en el primer trimestre, muchas personas, sobre todo aquellas a las que les desagrada el tema, por ignorancia o pereza por aprender, los asset managers que se aferran a los mismos activos, los que desprestigian cada vez que hay una caída y los que entraron recientemente, decían que el mercado estaba muerto y que era la peor caída de la historia, y que era la burbuja más grande de todos los tiempos. Y son mentiras, como lo hemos demostrado en los reportes de los últimos meses.

Veamos dónde estamos: la capitalización de mercado de las criptomonedas está arriba 1,067%. Así, por cada MXN$100,000 invertidos hace un año, actualmente tienes MXN$1,167,427.75, más de 10 veces, a pesar de que “tronó la burbuja” y “la peor caída de todos los tiempos”.
Con respecto a seis meses nos encontramos 105% arriba. Haciendo un ejercicio similar con MXN$100,000, hoy valen MXN$205,284.08.
No siempre se puede ganar, y en varias ocasiones hemos mencionado que en estos mercados pueden existir caídas de entre 20 y 90%, pero hasta ahora desde 2015 hemos tenido años positivos en el rendimiento de criptomonedas. El último año perdedor fue en 2014.
Si en 2018 el mercado no recupera 77% para colocarse por encima de USD$612,925,000,000 tendremos el primer año negativo desde 2014.
Tomando en cuenta este dato veamos el rendimiento tomando como referencia tres meses: en este caso es -39%. Los que entraron en estas fechas con MXN$100,000 tienen un portafolio de menor valor, de MXN$61,448.81.
El último mes es en el que más se ha hablado que “la burbuja ya tronó” y del “fin de las criptomonedas”, pues en un mes presentan un rendimiento de 8.5%, por lo que MXN$100,000 invertidos hace un mes ahora son 108,527.68.
Otro dato interesante es que del 28 de marzo al 12 de abril de 2018 la capitalización de mercado estuvo por debajo de los USD$300,000,000,000, e incluso en algunos días de ese periodo se ubicó en USD$250,000,000,000.
Los que realizaron compras en las últimas tres semanas tienen rendimientos de 9-40% en la mayoría de las criptodivisas.
¿Estamos en el punto más bajo? Definitivamente NO. Ya llega la recuperación, que nuevamente depende de algo más que el precio.
Hemos visto que la inversión continúa fluyendo con mayor fondeo a empresas y la colocación de nuevos ICOs sigue en aumento.
Por otra parte hemos reportado que la transaccionalidad y envío de valor tampoco está en su mejor momento: se encuentra en el punto más bajo de 3-9 meses en las mayores criptomonedas. Pero esto también va alineado a la caída del precio.
Si de nuevo viéramos subir el precio mientras estos indicadores llevan meses en caída sería una gran burbuja, pero hemos visto que estos indicadores han subido y bajado teniendo una correlación entre ellos.

En cuanto a transacciones y valor, ¿sí estamos en el fondo?

Utilizando promedios móviles de siete días haremos un comparativo de transacciones y envío de valor entre los blockchain de mayor actividad: Bitcoin (BTC), Ripple (XRP) y Ethereum (ETH), y también entre los de mediana actividad: Litecoin (LTC), Bitcoin Cash (BCH), Ethereum Classic (ETC), Monero (XMR), Zcash (ZEC) y Dogecoins (DOGE).
Ethereum y Ripple son dos de las tecnologías de mayor uso, superando ambas en algún momento 1,000,000 de transacciones en 24 horas, pero hay que recordar que no están entre las que tienen mayor actividad, lugar en que continúa Steemit, la única que ha logrado rebasar 2,000,000 de transacciones en un día.
Y hoy –como reportamos las semanas previas–, ETH y BTC están lejanos de los días con mayor actividad.
Ethereum se encuentra aproximadamente al 50% de sus días de mayor actividad, al igual que Ripple, y Bitcoin al 60%, en su punto más bajo de los últimos nueve meses, muy distante de cuando superaba las 400,000 transacciones en 24 horas.

En cuanto su uso para envío de valor, Bitcoin continúa siendo el líder transfiriendo 10 veces más que Ethereum, pero muy por debajo de sus niveles de noviembre 2017 a enero del 2018, cuando observamos montos de entre USD$20,000 millones y USD$60,000 millones.

Por envío de valor, tanto Bitcoin como Ethereum están en los niveles más bajos de los últimos seis meses.
En los meses pasados hemos reportado cómo Litecoin, Dogecoin y Ethereum Classic han logrado rebasar a Bitcoin Cash en transacciones (“Ethereum Classic ha logrado incluso superar 100,00 transacciones en 24 horas“), y aunque no ha llegado nuevamente a este pico, se continúa ubicando por encima de BCH.
Ésta es una prueba de que pesar de su campaña de marketing, Bitcoin Cash no es el verdadero Bitcoin ni la cripto mayor uso en el mundo. Las tecnologías mencionadas la rebasan en transaccionalidad.
Por otro lado, las criptomonedas de privacidad de mayor capitalización, Monero y Zcash, no han podido rebasar a Bitcoin Cash, ubicándose entre 2,000 y 6,000 transacciones por día.

En cuanto a valor enviado, los grandes picos de Bitcoin Cash, sobre todo por su alta volatilidad contra Bitcoin, y que diversos exchanges (como Coinbase) fueron permitiendo su salida meses después del fork, vemos gran actividad en noviembre y diciembre de 2017, pero actualmente vemos que en todas las criptomonedas de mediano uso el valor enviado está en los mínimos de seis meses, y por ahora ninguna rebasa los USD$1,000 millones, aunque observamos que Dogecoin continúa haciéndose presente, rebasando a todas en fechas recientes en valor enviado, y como mencionamos en algunas ocasiones, siendo la de mayor uso entre estas criptomonedas.
Hay que recordar que en reportes de marzo 2018 hemos informado que Dogecoin llevaba un año sin actualización ni mantenimiento en su repositorio de Github, pues actualmente reanuda la actividad.
Esto no necesariamente es malo, pero tampoco permite que escale o innove esta tecnología. Puede seguir sirviendo y operando, pero es mejor contar con un grupo de entusiastas mejorando la tecnología para nuevas integraciones e infraestructura.

En envío de valor estamos en el mismo lugar o quizá un poco peor que los precios. Y no tanto con relación a transacciones. Nuevamente es importante darle seguimiento a estas métricas para determinar si podemos tener un cambio de tendencia en el precio a mediano o largo plazo, aunque algo de emoción y euforia, como en enero de 2018, también atrae transaccionalidad y envío de valor, pero esto por sí solo no se sostiene por mucho tiempo.

Lea completo este artículo completo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."