EL GOBIERNO Y LA ECONOMÍA (2 de 5)

PESOS Y CONTRAPESOS

Nosotros operamos en una economía de mercado en el sentido literal del término, en la cual la actividad económica central, en torno a la cual giran todas las demás, es el intercambio, la relación de compra – venta entre oferentes y demandantes, de tal manera que se produce para vender y se compra para consumir, todo lo cual implica una serie de derechos de los agentes económicos, que deben reconocerse plenamente, definirse puntualmente y garantizarse jurídicamente.
Por el lado de la producción, oferta y venta de bienes y servicios encontramos, en primer lugar, el derecho a la libertad individual para producir, ofrecer y vender y, en segundo término, el derecho a la propiedad privada sobre los medios de producción necesarios para poder producir, ofrecer y vender, derechos que deben estar plenamente reconocidos, puntualmente definidos y jurídicamente garantizados.




Por el lado de la demanda, compra y consumo de bienes y servicios tenemos, para empezar, el derecho a la libertad individual para demandar, comprar y consumir y, para terminar, el derecho a la propiedad privada sobre los ingresos indispensables para poder demandar, comprar y consumir, derechos que, al igual que los señalados en el párrafo anterior, deben estar plenamente reconocidos, puntualmente definidos y jurídicamente garantizados.
Por el lado del intercambio está el derecho del comprador a recibir, del vendedor, el bien o servicio comprado, así como el derecho del vendedor a recibir, del comprador, el pago por el bien o servicio vendido, derechos que también deben estar plenamente reconocidos, puntualmente definidos y jurídicamente garantizados.
Queda claro que las economías de mercado, en el sentido literal del término, implican una serie de derechos de los agentes económicos, desde los derechos naturales, a la libertad individual para producir y consumir, y a la propiedad privada sobre los medios de producción y los ingresos, hasta los derechos contractuales, a recibir, en el caso del comprador, la mercancía comprada, y a recibir, en el caso del vendedor, el pago acordado, derechos que, para que la economía funcione lo mejor posible, deben ser respetados, lo cual nos plantea la siguiente pregunta: ¿qué hacer con quienes no los respetan?




Allí donde hay derechos involucrados, y partiendo del hecho de que no todos están dispuestos a respetarlos voluntariamente, hace falta una institución capaz de hacerlos valer, una institución con la legitimidad necesaria para prohibir su violación y la fuerza suficiente para castigar a violadores. Esa institución es el gobierno y su legítima función, con relación a la economía, es reconocer plenamente, definir puntualmente y garantizar jurídicamente los derechos de los agentes económicos, tanto los naturales como los contractuales.
Continuará.
E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."