Entrevista Radio Fórmula con Maite Valverde

La semana pasada salió en radio una entrevista que grabamos hace un par de semanas para Radio Fórmula. Me invitó Maite Valverde a un programa, el cual normalmente no tiene nada que ver con criptomonedas, dinero o tecnología.

Ella habla más de temas de amor propio, salud, belleza, espirituales, pero también entrevista a personas sobre temas que considera de su interés, o que le pide el público.

La conversación fue de una hora, pero como se darán cuenta en la entrevista, el tiempo pasó muy rápido. En el último bloque todavía pensé que teníamos más tiempo.

Prometió que regresaría al estudio y espero pronto tener la oportunidad de hablar con ella. Es muy agradable la plática, y es bueno que tanto ella como su audiencia comiencen a conocer del tema, y me pidan una explicación casi desde el principio sobre qué es esto de las criptomonedas y la tecnología blockchain.

Maite también me comentó que escribe, por lo cual la he estado convenciendo que se una a Steemit.

Espero que pronto la vea más adentrada en el mundo de las criptomonedas y que Steemit sea su punto de entrada a este mundo.

Les comparte el link de Facebook live de la entrevista:

https://www.facebook.com/soy.maite.txu/videos/1701434366577571/?hc_ref=ARSo1yx6eYQ64O7kLMG8nto4DmQyEQmaFZMvbU8SkCkLpE9BEvEA_zvM6Oc6LuqPMLQ

La canción de entrada es Elegantly Wasted de uno de mis grupos favoritos, INXS. La canción la pude elegir yo.

Visita al nuevo museo de la Bolsa Mexicana de Valores

En días pasados fui invitado a comer en el piso de remates de la Bolsa Mexicana de Valores. Esa gran cúpula de cristal que se observa desde una de las avenidas principales de México, Reforma.

Ahí es donde se solía operar de viva voz, o como se veía en las películas, a gritos y con papeletas llamadas muñecos.

A mí ya no me tocó esa época, pero a algunos amigos y compañeros de Casas de Bolsa sí, y muchos recuerdan incluso el último día que se llevó a cabo.

Dentro de ese espacio ahora hay un equipo de supervisión y servidores. Es un espacio muy callado donde nadie grita. Este espacio está lleno de pantallas, las cuales, dan toda la vuelta alrededor de la cúpula, pero por la parte interna es donde se despliegan varios indicadores económicos y financieros.

Para quienes no se hayan fijado con detalle, también en la parte externa está llena de pantallas y ya no sólo algunas marquesinas. Estás pantallas son un patrocinio de Thomson Reuters y no fue fácil colocarlas.

Como saben, realizamos una alianza con Thomson Reuters para que publiquen la información de Bitso en su plataforma Eikon, la cual compite con la terminal de Bloomberg (Precios de Bitso en Reuters Eikon).

Son los mismos de Reuters que patrocinaron las pantallas tanto en la parte interna como externa del edificio de la Bolsa. Un dato curioso que me contó el Director General de la BMV y también Reuters, es que tuvieron que pedir autorizaciones especiales al INBA, INAH y otras instituciones gubernamentales para colocar las pantallas afuera, ya que es considerado un edificio protegido.

Fue un trámite largo, burocrático y que tuvo sus contratiempos, pero al final colocaron la que es, de acuerdo a la BMV, la pantalla redonda más grande del mundo.

La Bolsa actualmente está terminando una remodelación en el piso donde realizan las conferencias en su auditorio, y en su museo.

Tuve la oportunidad de un tour privado dentro de este. El museo está lleno de material audiovisual, como el último día de remate de viva voz que hubo, y el diseño del edificio. También revistas y periódicos de las mejores y peores épocas de la BMV.

Dentro de todas las curiosidades que existen en el museo, también se encuentra una gráfica de Bitcoin, no precisamente con el título más agradable, sino uno para causar pánico: ‘Gráfica del crack del Bitcoin’.

Fue aquí donde me detuve a tomar la foto y también a analizarlo. Como muchas personas a las que no les agrada el tema de Bitcoin y Criptomonedas, lo comparan directamente con la Burbuja de los Tulipanes del Siglo XVII.
Lo primero que le comenté es que estaban comparando en las primeros dos supuestos cracks, un mercado que valía USD$100 millones y USD$1,000 millones, con los tulipanes, por las caídas de 2012-2014.

Ellos tampoco habían visto a detalle la gráfica porque su comentario fue “falta la última caída”, ya que solo se ve la subida hasta los USD$4,500. Faltaría la caída pero antes tendría que alargar la gráfica hasta la subida de USD$20,000, lo cual minimizaría mucho las supuestos “cracks” anteriores de Bitcoin.

La BMV nunca ha sido un jugador al que le haya atraído mucho el tema de bitcoin y blockchain. De ser así ya tendríamos avances como NASDAQ, NYSE, CME, CBOE o las Bolsas de Chile o Gibraltar. En todas estas bolsas existen diferentes productos financieros, índices, derivados y pruebas de concepto usando esta tecnología. Esperemos que después de este encuentro, la Bolsa esté más abierta a colaborar y a construir una nueva economía digital en México, y en algún momento incluso, que México sea pionero en lanzar productos y servicios con bitcoin y blockchain.

Juego Fornite, está generando USD$300 millones al mes

Fortnite continúa siendo el videojuego más popular del mundo. Hace unos meses reportamos que supera los USD$136 millones en ventas, y que rompía el récord de más jugadores en línea, (1 mil millones).

Fortnite continúa siendo un juego gratuito, pero puedes personalizar a tus personajes pagando en la plataforma. Pagar no te da ventaja alguna sobre otros jugadores, lo que haría más probable que entre más gastes, más ganes.

Pagar solo sirve para diferenciar tu personaje del resto o mostrar tu individualidad. ¿Qué tan lejos estaría dispuesto un jugador a llegar con la personalización?

Existen personas que prefieren gastar todo su dinero en el juego y realizar sacrificios en su vida real (‘Meet the Man Who Has Spent $70,000 Playing a Mobile Game’).

Con esta opción de juego gratuito para todos pero pagando por objetos dentro del juego, Fortnite actualmente genera más de USD$300 millones al mes.

Fortnite es un juego multiplataforma, el cual puede jugarse e interactuar entre PC y móvil, pero también en plataformas de videojuegos como Nintendo Switch o Xbox One, de Microsoft. Esto último es algo que normalmente no sucede.

El apetito por Fortnite no parece disminuir, y la opción de poder jugar en múltiples plataformas, con acceso a todos los jugadores en línea de las diversas empresas y tipos de consola, lo ha convertido en el juego en línea más grande del mundo.

Es un mundo virtual donde absolutamente todos los jugadores son reales. Existe una persona detrás de un teclado, control o teléfono operando cada jugador, y no hay jugadores virtuales o de inteligencia artificial.
Esto también ha creado y complementado a otras industrias como los youtubers, gamers profesionales y personas que muestran su vida en livestream. Hay personas que pagan por ver a otras jugar o por sus transmisiones en vivo, lo que genera un ingreso significativo para los jugadores más conocidos. Será interesante ver en un futuro como los juegos en línea, multiplataforma, también podrían interactuar con otros juegos o mundos virtuales.

Decentraland, Mana y un nuevo mundo virtual utilizando Blockchain

Cuando conocí bitcoin, pregunté si era como dinero de videojuegos. En esos momentos existía el Lindel Dollar, de Second Life, y también había jugado diversos juegos en línea.

El primero que recuerdo haber jugado, donde entras por completo a una vida y mundo virtual, fue Ultima Online, creado en 1997.

Era en línea cuando la conexión de internet no era tan buena, y existían momentos en los que se quedaba congelada la pantalla.

Comenzabas con una habilidad, profesión y estilo de pelea. También podías elegir qué tipo de vida llevar; ser un comerciante, herrero, ladrón, domador de animales y monstruos, o un guerrero que se adentraba en aventuras para ganar experiencia y dinero.

Dentro del juego podías comprar propiedades, tener una choza, casa, chalet o un enorme castillo.

Recuerdo personajes que tenían castillos con riquezas, oro, armas, cofres del tesoro, y todo resguardado por hechizos, dragones, osos y diferentes animales, que él o alguien a quien pagó, los adiestró para obedecerlo.

Todo esto generaba un mundo interactivo entre humanos conectados en línea y algunos jugadores virtuales programados por Ultima Online, o personajes que ellos utilizaban para interactuar.

En el juego incluso podías morir de hambre, deambulr como espíritu hasta que alguien te reviviera o pasara un tiempo de castigo.

El juego incluía un mapa, se realizaban actualizaciones en línea, y permitía recorrer el reino de Britania. Se podía comunicar con otros jugadores escribiendo a través de una especie de chat, pero sólo cuando estaban dentro de la visualización de la pantalla.
Ç
Esto fue el inicio de los juegos “Massively Multiplayer Online Role-Playing Game (MMORPG), donde podías recorrer un mundo con gráficas aceptables.


World of Warcraft del año 2004, fue el último juego de este tipo de jugué.

Blizzard –la empresa que lo creó- ha reportado más de 100 millones de cuentas y un ingreso total a la fecha de más de USD$9,000 millones. El juego requiere de una suscripción mensual.

Dentro del juego se pueden ganar o comprar diferentes armaduras, armas y hechizos para realizar misiones y obtener mayor experiencia. También se recorre un mundo mezclado entre jugadores humanos, monstruos, animales y jugadores no humanos programados.

Cuando me mostraron Bitcoin, me imaginé un dinero para este videojuego y para Second Life.

La diferencia es que en ambos juegos el dinero es infinito, y puede aumentarse el suministro dependiendo de la demanda y los jugadores en línea.

En World of Warcraft no existía un intercambio directo entre su dinero y los dólares u otra divisa, pero en Second Life sí existen intercambios de Linden Dollars contra dólares americanos. Uno de los primeros experimentos entre el dinero común y el virtual.

A través del tiempo las empresas pueden dejar de dar mantenimiento, disminuir el equipo, cambiar el equipo, aumentar o disminuir recursos, e incluso suspender temporal o definitivamente un juego.

Por esto, todas las horas invertidas, todo el dinero, puede desaparecer y convertirse en un recuerdo. Sólo estás jugando en un mundo que no te pertenece por un tiempo.

Eso no pasa por ejemplo con Decentraland, que busca no solo crear ese mundo para juegos sino para otras aplicaciones como negocios, casinos, universidades, centros comerciales y más, en un mundo virtual.

A diferencia de las empresas de videojuegos, la tierra te pertenece al comprarla y queda registrada tu propiedad sobre su blockchain.

En el mundo de Decentraland se compran las propiedades con su criptomoneda Mana, un token ERC721 que utiliza la tecnología de Ethereum.

Mana se lanzó a finales del año pasado. Su precio ha fluctuado entre USD$0.03- USD$0.27 y actualmente se cotiza en alrededor de USD$0.10.

Existen 1,050,141,509 Mana y en total existirán 2,644,403,343 Mana.

Mana es la moneda de intercambio para la compra de propiedades, y en las últimas semanas han existido compras entre 6,750 Mana y 27,450 Mana o MXN$12,870 y MXN$52,310.

Sin embargo, también se han visto dos grandes compras por tierras de Decentraland, una por 200,000 o MXN$381,000 y otra por 300,000 o MXN$571,700.

La tierra equivale a un espacio virtual equivalente a 10 metros por 10 metros. Entre más cercana a una plaza o distrito, puede tener mayor valor.

Existen tierras con dueños, en venta, sin dueño, contribución o donadas a algún proyecto.

El mapa y los diferentes colores y tipos de tierra se pueden observar aquí https://market.decentraland.org/marketplace

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí
.

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."