Esto revela el Anuario del Oro 2019

A partir del 25 de marzo, el oro ha caído 2.11% desde su máximo de 1,325 dólares la onza troy a 1,297 dólares. Desde que alcanzó su precio más alto el pasado 19 de febrero, 1,350 dólares, ha ido a la baja con ciertos repuntes a raíz de eventos como, la incertidumbre que sigue rodeando al Reino Unido por una falta de acuerdo para el Brexit y, la inversión de las curvas de rendimiento de tres meses y diez años de los bonos de Estados Unidos, un evento que como le hemos informado aquí, ha precedido a una recesión cada vez en los últimos 50 años.
Los precios del metal áureo no han aumentado de manera sostenida en el año pese a los diversos riesgos que hemos comentado en espacios anteriores, como el riesgo de recesión, las guerras comerciales, crisis de deuda y problemas geopolíticos. Sin embargo, hay una buena razón para esto, pues los riesgos mencionados, aunque algunos inevitables, no son inminentes, por lo que los inversionistas aún no están comprando más oro para protegerse.
Esta es una de las conclusiones principales del Gold Yearbook 2019, el gran anuario estadístico y de análisis que elabora la reconocida firma CPM Group -de la mano de otras organizaciones como la Asociación del Oro de China- sobre las tendencias de oferta y demanda, producción y reservas de oro del mundo. Este es uno de los documentos estadísticos más importantes del orbe en lo que respecta al rey de los metales. Este mes de abril, se publicará el de la plata, y también aquí le informaremos lo más relevante.
CPM Group dice que hay varios riesgos en el horizonte que aún no se materializan en amenazas inmediatas, lo que explicaría por qué los precios del oro actualmente son más bajos que sus picos de 2011 pero aún muy altos según los estándares históricos. CPM valora los riesgos y su tamaño en el siguiente gráfico.

Como vemos, los riesgos con mayor probabilidad e impacto son los relacionados con los datos económicos de China y Estados Unidos, así como la inestabilidad política en Washington. “Sin entrar en los detalles de cada riesgo, los puntos clave aquí son: La mayoría de estos riesgos están agrupados en la esquina inferior derecha, lo que nos dice que estos son amenazas inmediatas de alto impacto, pero de bajas a moderadas, que deberían apoyar los precios del oro y de la plata, pero no se espera que aumenten la demanda de los inversores de forma inmediata.”
CPM Group también indica que se espera que los precios se muevan bruscamente al alza si y cuando uno o más de los riesgos indicados en el gráfico se mueven de manera más sólida en la esquina superior derecha del mapa, aunque lo que no se aprecia tan fácil en este cuadro, pero es verdad, es que muchos de los riesgos económicos son impulsados políticamente.




“El riesgo político es el mayor para la economía global en este momento. La política monetaria flexible, el estímulo fiscal el año pasado con el recorte de impuestos y el crecimiento económico global generalmente saludable en los últimos dos años han ayudado a los inversores a ignorar estos riesgos. Si bien las políticas monetarias y fiscales flexibles ayudan a enmascarar estos problemas, al mismo tiempo han ayudado a que estos riesgos se agraven y aumenten”, advierte la firma.
Este ciclo de expansión económica, impulsado artificialmente casi diez años, está ocultando problemas de fondo y, mientras las autoridades y bancos centrales sigan pateando el bote hacia adelante, solamente los harán más grandes. Nos referimos a prácticas gubernamentales perniciosas, como el crecimiento sin control de los déficits y la deuda pública. Además, hay otros problemas de carácter social, como el que la automatización de procesos en las empresas tenga un impacto negativo en la creación de empleos, lo que puede materializar una crisis.
Como sea, estos riesgos aún no están en el horizonte inmediato de los inversionistas, quienes acumularon oro de forma no muy entusiasta el año pasado. Según el Yearbook 2019 de CPM Group, los inversionistas agregaron 12.0 millones de onzas de oro a sus inventarios durante 2018.




“A falta de otra crisis financiera importante o recesión en los años posteriores a la crisis mundial de 2007-2011, los inversores se han alejado del oro como refugio seguro y diversificador de cartera en los últimos años, lo que se reflejó en la reducción de la inversión en oro comprado el año pasado. Como resultado, los 12.0 millones de onzas de oro comprados en una base neta por los inversionistas en 2018 fueron considerablemente más bajos que los niveles en 2017 y la mayor parte de los últimos 16 años”, agrega el reporte.
Pero, lo que para muchos pueden parecer malas noticias para el oro, para quienes conocemos la máxima más importante de las inversiones (“compra barato y vende caro”), es una excelente oportunidad de seguir comprando para maximizar rendimientos a mediano y largo plazo.
Hay un viejo dicho que dice que los dos sentimientos mueven a los mercados son la codicia y el miedo. Es cierto. Hay que ser codicioso cuando otros tienen miedo, y tener miedo cuando otros son codiciosos, dice Warren Buffet y también es verdad. Comprar oro cuando esté haciendo máximos históricos nuevamente y el riesgo de pérdidas sea el más alto, será demasiado tarde para

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Lea el artículo siguiente. Bancos centrales impulsan demanda de oro

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."