La gran paradoja del oro abundante… pero que está escaso en extremo

Lea el artículo anterior. La “bomba” económica ya explotó

El oro, contrario a la creencia común, es en extremo abundante. Su valor proviene de la ALTA, altísima demanda que tiene la gente de él, y sólo en ese sentido relativo, es escaso: siempre es más el apetito por oro, que el que hay disponible para todos.

Pero como le digo, el oro es abuntante, tanto, que es la materia prima más abundante de todas.

Esto se debe a que prácticamente cada onza que se extrae de la Tierra, pasa a acumularse en forma de barra, lingote, moneda o joyería. El oro no se pierde, no se consume ni se desecha justo por su alto valor.

Entonces, ¿cómo es posible que gracias a la producción minera anual y al reciclaje, cada vez haya más existencias de oro pero haya períodos de alta “escasez” como el actual?




Muy sencillo: la gente ante el miedo y la incertidumbre, acumula y acumula más oro físico a cualquier precio, y sólo pocos, muy pocos se atreven a venderlo.

Así que no importa que haya mucho oro y cada vez más. Si ese oro no sale a la circulación porque la gente no lo quiere vender, estará “escaso”.

Internet está lleno de reportes de distribuidores y casas de moneda de todas partes del planeta que reportan ventas récord, agotamiento de existencias y elevados “premios” (sobreprecios) en sus piezas de oro.




No es casualidad. En tiempos de tormenta, antes de que se convierta en tsunami, todos buscan refugio. Usted debería hacerlo también.

Le sugiero de corazón, que en cuanto anunciemos tenencias de oro o plata, las adquiera con nosotros en la comunidad de Top Money Report, o donde prefiera. Pero que no lo alcance, como le hemos reiterado, la “parálisis del inversor”. Si no protege sus ahorros, inversiones y patrimonio usted mismo, nadie más lo hará.

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."