La plata sigue más escasa que el oro

Hace unos días el empresario Hugo Salinas Price publicó en su blog Plata.com.mx, que durante octubre Banco Azteca vendió 55,622 onzas de plata “Libertad” mientras que compró del público 15,315 onzas.
El también prominente pensador económico señaló acertadamente: “En la actualidad, el deseo del público de comprar onzas de plata supera con creces (3.6 veces) su disposición a desprenderse de sus onzas de plata.” ¡Y no cabe duda que así es!
Por si fuera poco, Salinas Price agregó que, con el suministro disponible de onzas Libertad que Banco de México (Banxico) pondrá a disposición de Banco Azteca en lo que queda de 2020, estima que sus existencias se agotarán antes de que termine el año.
Lo que esto significa es que la escasez de onzas Libertad de plata en circulación se agravará en las próximas semanas y seguramente en 2021.




Quienes estamos en contacto diario con el mercado físico, hemos notado desde hace meses esa poca disposición del público ahorrador a vender sus monedas. De ello hemos dado cuenta en este boletín.
Mientras que en la comunidad Top Money Report hay un muy dinámico intercambio de monedas de oro (centenarios), hace meses que nadie vende onzas de plata, y cuando llegaron, fue por un par de suscriptores que nos contactaron también después de meses en que ninguno lo había hecho.
¿Qué explica la escases de monedas de plata en el país que es el mayor productor mundial del metal?
Son múltiples factores, pero de fondo, la causa es la extrema subvaluación del metal precioso en los mercados internacionales y en consecuencia en el mercado físico de monedas, barras y lingotes.
Los precios SIEMPRE transmiten un mensaje, y en este caso, el mensaje es que la reina de los metales vale mucho más de lo que se pide por ella en los mercados. Por eso cada vez que hay inventarios se agotan con rapidez, y sólo aquellos con alguna necesidad o urgencia venden su plata.




A los (manipulados a la baja) precios actuales, el oro ronda los 1,900 USD por onza, sólo 8.5 por ciento por debajo del máximo histórico nominal (2,077 USD) alcanzado este año, mientras que la plata sigue alrededor de los 25 dólares. Esto es 50 por ciento por debajo del récord de 50 dólares vigente ¡desde 1980!
La evidente y brutal subvaluación de la plata es obvia incluso en términos nominales, pero cuando consideramos el factor inflación en dólares, en términos reales la reina de los metales se encuentra ¡63 por ciento por debajo del máximo ajustado de 167 dólares la onza (50 USD de 1980 valen eso hoy)!
Aunque la subvaluación del oro no es tan grande como en la plata, en términos reales sigue estando 33 por ciento lejos del máximo ajustado que es de 2,844 dólares.
El mensaje es muy claro: con un dólar a la baja, la oportunidad de mantener compras físicas de monedas de oro y plata a precios de remate, es única. Aquellos que sin distraerse continúen con disciplina su inversión en estos activos, verán recompensado su esfuerzo con rendimientos y ganancias con los que no pueden ni soñarse en la bolsa de valores, divisas y mucho menos en instrumentos de renta fija.

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."