LEGISLADORES, ¿SABEN ECONOMÍA? (Primera de dos partes)

PESOS Y CONTRAPESOS
La principal tarea del Poder Legislativo es hacer leyes, muchas de las cuales pretenden normar la conducta de los agentes económicos, tanto por el lado de la producción, oferta y venta de bienes y servicios, como de la demanda, compra y consumo, conducta que está normada por las leyes naturales de la economía, que son anteriores y superiores al ser humano. Anteriores: no fueron hechas por él. Superiores: no puede violarlas impunemente.
Un buen ejemplo de las leyes naturales de la economía es la Ley de la Utilidad Marginal Decreciente, que dice así: cada unidad adicional consumida de un bien produce una utilidad (beneficio, satisfacción), menor que la anterior. Por ejemplo: cada taco al pastor adicional que nos comemos nos produce una utilidad menor porque satisface una necesidad menor. Conforme vamos comiendo tacos se nos va quitando el hambre, por lo cual cada taco adicional satisface un hambre menor, por lo cual nos reporta una utilidad menor, hasta llegar al momento en el cual, por haber quedado satisfechos, dejamos de comer.
La Ley de la Utilidad Marginal Decreciente no es prescriptiva, no prescribe cómo debemos actuar. Es descriptiva, describe cómo actuamos, por lo que no fue creada, sino descubierta. Además no puede violarse impunemente: si comes más tacos de los necesarios para satisfacer el hambre acabas con indigestión estomacal. Sí puede violarse, pero no impunemente. En el pecado llevas la penitencia.
¿Qué sucede cuando se promulgan leyes positivas, hechas por los legisladores, y por lo tanto posteriores (hechas por el ser humano), e inferiores al ser humano (pueden violarse impunemente, como sucede, por ejemplo, con los reglamentos de tránsito), contrarias a las leyes naturales?
¿Qué pasaría, por ejemplo, si en apoyo a la industria del taco al pastor se promulgara una ley que obligara a todos los mexicanos a consumir veinte tacos al pastor, tres veces al día (desayuno, comida y cena), los siete días de la semana, las 52 semanas del año? ¿Cuál ley acabaría imponiéndose? ¿La ley natural de la utilidad marginal decreciente o la ley positiva (y en esta caso también positivista), en apoyo a la industria del taco al pastor? La primera.
La ley en apoyo a la industria del taco al pastor sería injusta e ineficaz. Injusta, porque no reconocería el derecho a la libertad individual para que cada uno decida cuántos tacos comerse. Ineficaz, porque no daría los resultados deseados, la gente no la cumpliría, injusticia e ineficacia que son las razones por las cuales no se promulga la ley en apoyo a la industria del taco al pastor.
Cuidado cuando, en el ámbito de la economía, se promulgan leyes positivas contrarias a las leyes naturales como, desafortunadamente, sucede.
Continuará.
E-mail: arturodamm@prodogy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."