LOS ASESINOS DE TLATELOLCO EN EL 68

En el 68 era líder estudiantil, Presidente de la Sociedad de Alumnos de la Escuela Libre de Derecho, viví el movimiento “estudiantil” de ese año. Las protestas no nacieron espontáneamente, activistas radicales las iniciaron el 26 de junio del 68, en conmemoración del aniversario del asalto al cuartel Moncada en Cuba por los castristas. El principal objetivo era boicotear las olimpiadas y dar poder a grupos de radicales de izquierda, principalmente a troskistas.
Las estrategias fueron parecidas a las utilizadas en mayo de 1967 en Francia por la izquierda radical para paralizar la economía francesa, que lo lograron al extender el movimiento al sector obrero, como lo querían hacer en México. A mediados de octubre de 1968 se celebraban las olimpiadas. La matanza de estudiantes el 2 de octubre tenía como objetivo que las cancelaran. Pancartas con la foto del “Che” en manifestaciones y de “no queremos olimpiadas, queremos revolución” confirman la ideología y metas de los organizadores.




R
El 1º de octubre un amigo, en ese entonces afiliado a un grupo troskista radical, me advirtió que no fuera a Tlatelolco al mitin anunciado: “no vayas, habrá enfrentamientos” –qué pasará- le pregunté -no sé exactamente y no te puedo decir más- me contestó. El 2 de octubre se llevó a cabo el mitin. Hablaron varios líderes de izquierda y se retiraron inmediatamente. El general Hernández Toledo, al mando de los soldados que envió el gobierno, pues tenía información de que algo sucedería, comunicó a sus superiores un parte de “sin novedad”. Con un megáfono y acompañado por un grupo de soldados, les pidió a los jóvenes que se retiraran, que ya había terminado el mitin. Pero a los pocos minutos empezaron a salir ráfagas de disparos de ametralladora desde un edificio que alcanzaron a estudiantes y soldados que se encontraban en la plaza. De los primeros en caer heridos fue el general Hernández Toledo. Murieron varios estudiantes y soldados. Hay fotos de soldados apuntando hacia los pisos superiores del edificio del que venían los disparos. Es falso que el ejército ametrallara a estudiantes, fueron radicales los que dispararon contra estudiantes y soldados para crear víctimas y darle fuerza a su movimiento. La mayoría de versiones sobre la matanza de estudiantes en el 68 son un mito. Para conocer otros datos y fotos que fundamentan más esta versión, consultar la monografía “Tlatelolco 68: 50 años de mitos”(http://bit.ly/2NNHiwy) publicada por el CISLE A.C.




R
Twitter: @luispazos1
Mail: lpazos@prodigy.net.mx
Profesor de Economía Política

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."