MÁS RECAUDACIÓN, ¿BUENA NOTICIA?

PESOS Y CONTRAPESOS

Leemos en el último Informe Semanal del Vocero de la Secretaria de Hacienda, correspondiente al periodo del 3 al 9 de septiembre, que “como resultado de la Reforma Hacendaria implementada en la actual administración, el número de contribuyentes fiscales pasó de 38.4 millones en el 2012 a 68.4 millones en el 2018, estableciendo un récord de personas y empresas que pagan impuestos, lo cual ha derivado en el fortalecimiento de las finanzas públicas y en (el) sostenimiento de indicadores como el superávit primario en las finanzas gubernamentales”; que “el incremento de la base de personas físicas y morales registradas en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) aumentó en 30 millones en el actual sexenio, derivado de diversas disposiciones fiscales y el uso de medios electrónicos como mecanismo de inscripción al Registro Federal de Contribuyentes que permite por internet el llenado de un formulario y la captura de datos del contribuyente”; que “por segmento, el padrón de contribuyentes está conformado por 38.5 millones de asalariados, cerca de 28 millones de personas físicas y alrededor de 2 millones de personas morales”, que “el avance en el número de contribuyentes ha tenido un efecto positivo en el aumento de la recaudación tributaria que pasó de representar el 8.3% del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2012 (…) a 13.1% del PIB en diciembre del 2017”, y que “los cambios legales derivados de la Reforma Hacendaria hicieron posible un aumento de la recaudación equivalente a 4.8% del PIB en cinco años”.




En 2012 la recaudación Federal equivalió al 8.3 por ciento del PIB, es decir, a $1,359,265,768,000, 1.4 billones de pesos. Cinco años después, en 2017, fue equivalente al 13.1 por ciento del PIB, es decir, a $2,977,892,471,600, 2.3 billones de pesos. Lo anterior dio como resultado un aumento en la recaudación igual a $1,618,626,703,600, 1.6 billones de pesos, equivalente al 119.1 por ciento nominal y al 97.1 por ciento en términos reales, ya descontada la inflación, algo que los presupuestívoros (dícese de quienes viven del presupuesto gubernamental, tanto los funcionarios públicos como las clientelas presupuestarias) seguramente ven con bueno ojos, momento de preguntar si así, con bueno ojos, hay que ver el hecho de que el gobierno recaude más, como si de esa mayor recaudación, y por lo tanto del mayor gasto gubernamental que la misma hace posible, dependiera un mayor bienestar para un mayor número de mexicanos. ¿Es así?




En cinco años la recaudación del Gobierno Federal aumentó, en términos reales, 97.1 por ciento. Suponiendo que se pueda responder la pregunta, ¿en cuánto aumentó la calidad del gobierno? Esa mayor recaudación, ¿ha ido acompañada de funcionarios públicos más honestos y más eficaces? ¿Ha dado como resultado un mejor gobierno? Si no ha sido así, ¿cómo justificarla?
E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."