NO HAY MÁS ORO EN LA CASA DE MONEDA

Como hemos informado en este espacio, en México “ya no hay oro”. La Casa de Moneda (CMM), que administrativamente depende de la secretaría de Hacienda, pero que cuyas mercancías las obtiene sobre todo de Banxico, dice no tener existencias y por lo tanto, no venderá monedas de oro “hasta 2021”.

La duda es: ¿de verdad ni Banxico ni la CMM tienen estas monedas o no las quieren vender al bajo precio actual? ¿Preferirán acuñar medallas que se venden con sobreprecio respecto a su valor metálico y que no son opción para invertir?

En cualquier caso, lo cierto es que los mexicanos que lo desean no pueden adquirir monedas oficiales del metal precioso en la institución responsable de acuñarlas. ¡Increíble y lamentable!

A esta “escasez” agréguele que los bancos comerciales – algunos de los cuales publican en sus portales el precio del centenario-, tampoco tienen nunca monedas disponibles para sus clientes en ventanillas. Si no me cree, lo invito a visitar cualquier sucursal e intentar comprar un centenario. ¡Mucha suerte!

Por eso a los precios que publican las instituciones bancarias les llamo “precios imaginarios” del oro, pues a ese nivel simplemente no se consigue.

Comprar oro amonedado en México es una odisea, lo cual, ya dice mucho: pocos son los osados que se atreven a venderlo en las frágiles condiciones actuales de depresión económica (forzada no tanto por el coronavirus como por las malas decisiones gubernamentales de confinamiento), y quien vende su oro, lo hace a un precio mucho mayor que el “precio teórico” que vemos en el mercado de futuros.

Así que en realidad SIEMPRE hay oro disponible… al precio correcto. Sólo hay que pagar el precio que exige el vendedor.

¿Cuál es el tipo de cambio real del peso?

Dado que el oro es la “vara de medición del valor”, el dinero real respecto al que se miden todas las divisas del planeta, el precio del oro en el mercado físico es el indicador del verdadero valor del peso (y de cualquier otra forma de dinero fíat). A partir de él, podemos además estimar el “tipo de cambio implícito” de nuestra divisa frente al dólar.

Dicha tasa de conversión es una guía de lo que nos espera en el futuro próximo en términos de pérdida de nuestro poder adquisitivo.

Hagamos un ejercicio. Tomemos el precio del oro en el mercado de futuros (de por sí deprimido de manera artificial como hemos explicado en este mismo espacio) y el tipo de cambio peso/dólar al cierre de la semana pasada: USD $1,902.80 por onza y 21.14 pesos por dólar.

La onza de oro en México debería costar entonces $40,225.19, y el centenario (que contiene 1.2 oz. troy del metal fino), $48,270.23 pesos.

Sin embargo, los propios “precios teóricos” bancarios publicados en sus respectivos portales al cierre del viernes, fueron los siguientes para el centenario:

BBVA: $51,650.00
Banorte: $54,300.00
Citibabamex: $50,000.00
Banregio: $53,850.00

Es decir, el “tipo de cambio implícito” del peso frente al dólar según los propios bancos, está entre $21.89 y $23.78, muy por encima del propio tipo de cambio que ellos ofrecen para el billete verde. Lo anterior sin considerar, insisto, que ninguno vende en realidad centenarios al público.

Pero vayamos más allá. Quienes estamos en contacto con el mercado real (que ocurre entre particulares, personas y empresas) y traemos el pulso del mismo, sabemos que el centenario se consigue estos días al público entre 54,000 y 58,000 pesos, lo que nos da un tipo de cambio implícito ¡entre 24.08 y 25.40 pesos por dólar!

Quizá esa sea la razón de que la CMM no quiera vender oro: está en un callejón sin salida. Le explico.

Poner centenarios a disposición del público al precio bajo – el precio “oficial”-, implicaría para la CMM quizá vender con pérdidas y quedarse sin oro. ¡Todos compraríamos ahí en masa!

En cambio, ofrecer centenarios al precio real de mercado (o más alto) implicaría que el mismo gobierno de México reconociera de facto una “devaluación” del peso, por el “tipo de cambio implícito” que hemos explicado en este artículo.

Por lo anterior, tengo serias dudas de que la CMM vuelva a vender centenarios o cualquier otra moneda oficial de oro en 2021, y si lo hace, aquí le informaremos.

Para terminar: tener oro es indispensable por ser EL activo refugio por excelencia, el seguro financiero más sólido que existe. Su “escasez” actual es una alerta que nos dice que más que nunca, debemos hacernos de él al precio de mercado. Quedarse esperando a conseguir oro amonedado a “precios teóricos bajos”, es algo que sencillamente no va a ocurrir.

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."