NUEVA POLÍTICA INDUSTRIAL

PESOS Y CONTRAPESOS

La política industrial es parte de las políticas económicas, cuyo objetivo es modificar los resultados que, de manera espontánea, por la libre interacción entre oferentes y demandantes, se generan en los mercados, lo cual se justifica si esos resultados fueran, o injustos desde el punto de vista ético (si se violaran derechos), o ineficaces desde el punto de vista económico (si redujeran el bienestar), y en los mercados (no tengo espacio para explicarlo, pero así es), no hay ni injusticias ni ineficacia, pese a que muchos consideran lo contario, comenzando por quienes favorecen las políticas económicas del gobierno, desde las comerciales hasta las industriales.




Lo anterior viene a cuento porque hace unos días el gobierno anunció la Nueva Política Industrial, basada en este decálogo: 1) promover más competencia económica; 2) aprovechar la apertura comercial para fortalecer las cadenas productivas; 3) impulsar la mejora regulatoria; 4) generar un entorno de negocios amigable que de certidumbre a los empresarios; 5) alentar el crecimiento de las PYMES y el contenido nacional; 6) fomentar la digitalización; 7) modernizar los procesos de normalización e impulsar la infraestructura de calidad; 8) propiciar la economía de la salud para elevar la productividad y la competitividad; 9) aumentar el financiamiento de la banca de desarrollo a proyectos industriales; 10) incentivar proyectos industriales en las regiones rezagadas del país.
De los diez puntos hay cuatro (1,2,3,4) cuyo objetivo es lograr, de manera correcta, un mejor funcionamiento de los mercados: mayor competencia económica, aprovechar mejor la apertura comercial, impulsar la mejora regulatoria, generar un entorno de negocios amigable.




Los otros seis (5,6,7,8,9,10) tienen como finalidad alentar el crecimiento de las PYMES, fomentar la digitalización de la manufactura, impulsar la infraestructura de calidad, aumentar la productividad y la competitividad, incrementar el financiamiento de la banca de desarrollo, incentivar proyectos industriales en las regiones más rezagadas de México, todo lo cual deberá calificarse en función, no del qué, sino del cómo, del cómo pretende el gobierno, desde alentar el crecimiento de las PYMES hasta incentivar el desarrollo industrial de las regiones rezagadas. En todos los casos hay una manera mala y otra buena de hacerlo.
La mala es por medio del otorgamiento de privilegios, desde no cobrar impuestos hasta otorgar subsidios. La buena reconociendo plenamente, definiendo puntualmente y garantizando jurídicamente los derechos de los empresarios, algo que, dados los artículos 25 y 28 de la Constitución no sucede. Por allí hay que empezar y, desafortunadamente, por allí no se empezará.
E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."