Para crecer, México necesita ahorrar más (y gastar menos)

Lea el artículo anterior. ¿Inglaterra quiere que el dominio del dólar llegue a su fin?

Vivimos tiempos económicos inciertos. Una recesión en Estados Unidos se acerca y a nosotros nos agarra en un muy mal momento: la economía mexicana está estancada (o en recesión no declarada) producto de varios errores internos, empezando por la cancelación del aeropuerto de Texcoco el año pasado. Esta decisión generó desconfianza y dejó un mensaje muy claro: este gobierno no es amigable con la inversión si esta no favorece sus intereses políticos (o económicos particulares).
Comentamos esto porque el país está en una situación muy vulnerable ante choques internos y externos, por lo que es más importante que nunca proteger el patrimonio personal y familiar ante estos eventos.
En estos artículos siempre hablamos de inversiones, los mercados y los sucesos y conflictos que los mueven, pero ahora es pertinente hablar sobre la piedra angular de la inversión: el ahorro. Esto a propósito de una nota publicada en El Financiero el 22 de agosto, sobre el trabajo de la Fundación de Cajas de Ahorro de Alemania en México.
Gerd Weissbach, director general de América Latina y el Caribe de la fundación, dijo que México necesita, más que un “Buen Fin” (la temporada de descuentos en tiendas departamentales), un Día del Ahorro.
“Queremos impulsar lo contrario al Buen Fin, que la finalidad no sea ahogarse en el crédito, porque es mucho más eficiente y sano consumir con el dinero ahorrado”, dijo Weissbach, y resaltó que así se impulsa la economía de una forma más sostenible y no con deuda.
Y estamos absolutamente de acuerdo con ello. Ahorrar es la base para alcanzar nuestras metas con responsabilidad. Es sacrificar un gasto actual en favor de un beneficio mayor en el futuro. Requiere de voluntad y disciplina, pero es un hábito que da libertad financiera a las personas y, por cierto, los alemanes saben bastante de ahorro.




La tasa de ahorro del país europeo fue de alrededor del 10% en 2017, casi el doble del promedio de la zona euro, según un reportaje de Bloomberg con información de Deutsche Bank. En promedio, los alemanes tenían más del 40% de sus activos financieros en forma de depósitos bancarios en 2018.
“Alemania tiene una actitud reacia al riesgo hacia el dinero y tiene como hábito acumular ahorros en cuentas corrientes. Con 2.35 billones de euros (2.6 billones de dólares), ningún otro país de la zona euro tiene una pila más grande de depósitos minoristas”, dice el medio en el reportaje.
Esta práctica de los alemanes va en contra de las políticas de los gobiernos y los bancos centrales, de estimular la economía a través del crédito con expansión monetaria masiva que solamente infla burbujas de deuda que un día explotarán, como lo hacen periódicamente. Ya hemos comentado que una consecuencia de las fallidas políticas monetarias son las tasas de interés negativas; este fenómeno ha llegado a tal extremo que algunos bancos ya están cobrando por tener los depósitos de los cuentahabientes, un completo absurdo.
De hecho, los bancos alemanes meditan también cobrar sobre los depósitos de los ahorradores, algo sumamente impopular y que el gobierno quiere evitar a toda costa porque hay elecciones a la vuelta de la esquina.
Sin duda los ciudadanos alemanes preferirían sacar su dinero de los bancos a que se les cobre por sus depósitos, esto es resultado de un sistema financiero distorsionado por políticos y banqueros que quieren estimular artificialmente el crecimiento con deuda que, al final, tiene consecuencias desastrosas sobre la economía




En la cultura alemana se inculcó la virtud del ahorro y por ello tratan de difundirla, como la asociación que menciona el artículo de El Financiero y que ayuda precisamente a comunidades pobres a recibir educación financiera.
Muchas veces ponemos pretextos para no ahorrar, como el hecho de que nuestros ingresos sean bajos, que tengamos muchos gastos y la mentalidad de que “el dinero va y viene” y no tiene sentido reservarlo. Ahorrar siempre tendrá sus beneficios en el mediano y largo plazo. El primero es contar con capital suficiente ante cualquier imprevisto y superarlo sin adquirir una deuda. Otra ventaja es que se contará con el dinero suficiente para invertir y que este aumente su valor, además de preservar el patrimonio personal y familiar.
Por supuesto, hay que informarse sobre las mejores formas para ahorrar e invertir. Con los tiempos actuales, mantener el dinero el banco no es una opción porque, aunque no te cobren por tenerlo, la inflación reduce su valor con el tiempo. Por ello siga nuestras recomendaciones financiera y boletines de Top Money Report.
El ahorro y la inversión productiva son los pilares del éxito de las personas y de las naciones. Los atajos solamente garantizan deuda y pérdida del valor monetario. Confiar nuestro bienestar a los políticos nos costará la libertad. Ahora en México nos quieren vender la idea de que “no hay crecimiento, pero sí desarrollo”, algo que es completamente falso porque no hay desarrollo si no hay crecimiento, no hay crecimiento si no hay inversión, y no hay inversión si no hay ahorro. Así de simple.

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."