SALARIO MÍNIMO E INFLACIÓN

PESOS Y CONTRAPESOS

Para darle una cachetada con guante blanco al neoliberalismo AMLO propone que los aumentos al salario mínimo no sean menores que la inflación, inflación que tendrá que ser la esperada para cada año próximo. Si, por poner un ejemplo, para 2019 se espera una inflación del 3 por ciento, el aumento que la Comisión Nacional para los Salarios Mínimos (cuya tarea es “establecer las bases y elementos para que la fijación de los salarios mínimos generales y profesionales eleven el nivel de vida de las y los trabajadores que lo perciben y de sus familias”), le otorgue al salario mínimo deberá ser, por lo menos, del 3.0 por ciento. Igual que la inflación esperada.
Cito a AMLO: “Quiero que se ponga en la Constitución, para que ustedes (los legisladores de Morena) lo analicen, lo estudien y como se dice en su caso se apruebe, que se ponga un renglón que diga algo así como los aumentos al salario mínimo nunca serán inferiores a la inflación. Que entre todos le demos una cachetada con guante blanco a la política neoliberal”.




Hay que distinguir entre pretender que los aumentos el salario mínimo no sean menores que la inflación esperada (preservar el poder adquisitivo del salario) y pretender que sean mayores que la inflación (aumentar el poder adquisitivo del salario), y tener claro que la propuesta de AMLO es a favor de lo primero, no de lo segundo.

Que el salario preserve su poder adquisitivo quiere decir que, con la misma cantidad de salario, al paso del tiempo, se compra la misma cantidad de los mismos bienes y servicios. Quiere decir que el bienestar de los trabajadores se mantiene constante. Por el contrario, que el salario aumente su poder adquisitivo quiere decir que, con la misma cantidad de salario, al paso del tiempo, se compra una mayor cantidad de los mismos bienes y servicios. Quiere decir que el bienestar de los trabajadores aumenta. La propuesta de AMLO es a favor de lo primero. De los males el menor.




Y escribo “de los males el menor” porque determinar el aumento del salario mínimo, o de cualquier otro precio, en función de la inflación esperada, genera presiones inflacionarias que, de convertirse en inflación, lo cual dependerá de la eficacia de la política monetaria para combatirlas, puede resultar contraproducente: si la inflación observada resulta mayor que la inflación esperada el salario mínimo pierde poder adquisitivo, de tal manera que con el mismo se compra una menor cantidad de los mismos bienes y servicios, por lo cual el bienestar de los trabajadores disminuye.

Para terminar, esta pregunta: lo que AMLO llama la política neoliberal, a la cual quiere cachetear con guante blanco, ¿supone necesariamente otorgar aumentos al salario mínimo por debajo de la inflación esperada? En el actual sexenio, del 2013 al 2018, el salario mínimo aumentó, en términos reales, ya descontada la inflación, 20.5 por ciento.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx

Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."