YA VIENE

PESOS Y CONTRAPESOS
Entre enero y febrero los ingresos del sector público resultaron 4.70 por ciento menores, en términos reales, que los programados.
(La manera correcta de analizar el comportamiento de los ingresos no es comparando con el mismo periodo del año anterior, sino con lo originalmente programado para el año. De no lograrse la meta programada es con relación a ella, no al resultado del año pasado, que deberán hacerse los ajustes).
Los ingresos petroleros resultaron 19.47 por ciento menores que los programados. Los no petroleros (tributarios y no tributarios) 1.86.
Los ingresos tributarios (impuestos sobre la renta, al valor agregado, especiales sobre producción y servicios, a las importaciones, a la exploración y extracción de hidrocarburos, otros), resultaron 5.79 por ciento menores que los programados. Los no tributarios (organismos de control presupuestario directo –IMSS e ISSSTE– y empresas productivas del Estado –CFE–), fueron 182.47 por ciento mayores.
De los ingresos tributarios lo recaudado por el Impuesto Sobre la Renta resultó 9.6 por ciento menor al programado. Por el Impuesto al Valor Agregado 4.66 por ciento mayor (sí, mayor). Por los impuestos especiales sobre producción y servicios 11.05 por ciento menor. Por el impuesto a las importaciones 6.96 por ciento menor. Por el impuesto a la exploración y extracción de hidrocarburos 5.33 por ciento menor. Por los demás impuestos que también se recaudaron 21.75 por ciento menor.
Entre enero y febrero la recaudación de impuestos resultó 5.79 por ciento menor que la programada, y una de las preguntas es si, en los diez meses restantes del año (¿qué habrá pasado en marzo y que estará pasando en abril?), se logrará una recaudación mayor que la programada, que permita compensar la caída de enero y febrero sin necesidad de hacer ajustes, ni a la baja por el lado de los gastos, afectando a quienes se “benefician” de los mismos, ni a la alza por el lado de los impuestos, perjudicando a los contribuyentes.
Una menor recaudación puede compensare de varias maneras: (i) reduciendo gastos, (ii) aumentando impuestos, (iii) contrayendo deuda, (iv) vendiendo activos, (v) produciendo dinero. La manera correcta de compensarla es reduciendo gastos, para lo cual el gobierno debe tener la flexibilidad para poder hacerlo. Sin embargo, descontada la producción de dinero, que en México está prohibida para financiar el gasto del gobierno (autonomía del Banco de México), así como la venta de activos, que no tendrá lugar para compensar la menor recaudación, cualquier gobierno, el de la 4T incluido, prefiere recurrir al aumento de impuestos y/o a la contracción de deuda (que a la hora de pagarla se convertirá en más impuestos), que al recorte de su gasto, lo cual quiere decir que ya viene la reforma tributaria.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArturoDammArnal

Suscríbete aquí a Top Money Report, de Guillermo Barba, y gana dinero con la información más importante y oportuna de los mercados financieros más lucrativos

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."