Bitcoin, autos clásicos y obras de arte como… ¿activos refugio?

Lea el artículo anterior. La guerra contra el efectivo restringe las libertades

El 26 de mayo el Bitcoin dio un gran salto en su cotización y pasó de los 8,000 a los 8,500 dólares, y durante la semana pasada llegó a la resistencia de los 9,000 USD. De esta forma se mantiene el ciclo alcista de esta criptomoneda, que ha tenido un comportamiento singular pues, ante el escalamiento de las tensiones entre Estados Unidos y China, los inversionistas la están considerando como un activo refugio (aunque en realidad no lo sea, como sí lo es el oro).
Obviamente sigue fresco en la mente de muchos el desplome de este activo digital a finales de 2017 y la pregunta que surge es: ¿tengo que comprar? Nosotros pensamos que es buena oportunidad. Aún está lejos el bitcoin de la barrera psicológica de los 10,000 dólares y no sabemos cuánto durará este rally, pero indudablemente se debe aprovechar y aún se está a tiempo de hacerlo con la asesoría adecuada, como la que le brindamos a nuestros suscriptores Premium, con alertas de compra y venta a través de nuestro exclusivo canal de Telegram.
Pese a toda la volatilidad y especulación, hemos dado varias razones por las que las criptodivisas se están consolidando.
Por ejemplo, cada vez más compañías están aceptando el bitcoin como un medio de pago, otras están desarrollando sus propias monedas digitales (como JP Morgan y Facebook) y hay un consenso de que se necesita una regulación internacional uniforme para que el avance de estos activos.
Por supuesto, no recomendamos invertir en algo que no se conoce bien. Por ello -le reitero- es importante aprender sobre las criptodivisas y cómo pueden ser una buena opción para diversificar el portafolio de inversión, pues inteligentemente operado, puede significarle importantes ganancias en un plazo corto.
“Antes de realizar una inversión, tómese el tiempo para aprender realmente sobre los desarrollos y el mercado, así como sobre cómo comprar y almacenar de forma segura sus activos digitales”, comenta en su blog nuestro amigo Simon Black, de Sovereign Man.




También hace el atento recordatorio de que hay otras criptomonedas con potencial de crecimiento y, entre más se conozcan sobre estas opciones, más oportunidades de rendimientos habrá en el futuro.
Por otra parte, más allá de las criptomonedas, hay otros activos que también pueden ser buenas inversiones por fungir como reserva de valor.
Hablamos por ejemplo de objetos coleccionables de todo tipo para los que hay una muy alta demanda (esta es la característica principal), que pueden alcanzar muy buenos precios en el mercado.
Siempre hay subastas para esta clase de activos.
Hay autos clásicos que en subastas se venden muy por encima de su valor original, superando incluso los millones de dólares.




Por supuesto, este tipo de mercados son muy especializados, por lo que antes de invertir en ellos le recomendamos contar con asesoría profesional.
También están otros objetos coleccionables que van desde relojes de lujo, hasta monedas de oro de determinada época, año o modelo, que más allá de su valor en metal, los coleccionistas están dispuestos a pagar un elevado sobreprecio por ellas.
Y, por otra parte, pero no menos relevante, está el mercado de obras de arte. Recordemos por ejemplo que en 2017 se subastó una obra de Leonardo Da Vinci, el Salvator Mundi por 450 millones de dólares, y la puja había empezado por 100 millones.
La singularidad de una obra hace que esta sea valiosa por sí misma y puede apreciarse más con el paso del tiempo.
La lección: siempre hay opciones para que usted invierta en lo que le guste o le llame la atención, de manera segura, y así proteja su dinero de la corruoción monetaria provocada por los políticos, y que roban más o menos rápido, poder adquisitivo de nuestro dinero. ¡Protéjase y no espere!

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Lea el artículo siguiente. Sin oro, tu poca o mucha riqueza está en peligro

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."