El BIS acaba con el gran mito sobre las criptomonedas

Lea el artículo anterior. Indonesia, otro emergente que se refugia en el oro

Una de las principales críticas que se hacen contra el Bitcoin y las criptodivisas en general es que son activos muy riesgosos porque no pueden regularse. Al no ser emitidos por una institución como un banco central, no podrían considerarse como un activo de inversión o una moneda de pago.
Este mito, infundado muchas veces por el desconocimiento en las criptodivisas y en la tecnología que las facilita, la cadena de bloques o blockchain, es refutado por nada más y nada menos que por el Banco Internacional de Pagos (BIS), dirigido por nuestro paisano Agustín Carstens, y eso que es un conocido enemigo de los activos virtuales.




El ex gobernador del Banco de México ha mostrado su escepticismo por las criptomonedas, inclusive no hace mucho dijo que son “un imán para transacciones ilegales”, pero como hemos comentado en reportes anteriores, el avance de las criptodivisas no para y más actores piden una regulación con estándares internacionales. No hay marcha atrás.
En un artículo publicado el 23 de septiembre, el BIS dice que, contrario a lo que se piensa, las criptos sí se pueden regular.
“Los objetivos de regular las criptomonedas son en gran parte similares a los de otros activos y servicios financieros y se pueden clasificar en tres categorías: combatir el uso de fondos para actividades ilícitas; proteger a los consumidores e inversionistas contra el fraude y otros abusos; y garantizar la integridad de los mercados y los sistemas de pago y la estabilidad financiera general. Las autoridades reguladoras tienen una serie de herramientas a su disposición para abordar estos objetivos”, dice el artículo llamado “Regulación de las criptomonedas: evaluación de reacciones del mercado.”




El banco de bancos centrales concluye, a partir de una investigación empírica, que los mercados de criptomonedas, como otros activos, responden a las noticias que hablan sobre su regulación en su valuación y transacciones.
“Esto sugiere que en la coyuntura actual, las autoridades de todo el mundo tienen cierto margen para hacer que la regulación sea efectiva”, dice la institución con base en Basilea, Suiza.
Las instituciones tienen en frente tres desafíos. Primero, abordar de manera efectiva las preocupaciones regulatorias y lograr una regulación neutral respecto a la tecnología. Segundo, se deben utilizar enfoques con consistencia internacional para las regulación y, tercero, si bien los criptoactivos no representan, en este punto, un riesgo para la estabilidad financiera global, es importante mantenerse alerta, monitorear los desarrollos y responder a amenazas potenciales.
A muchos anarquistas y liberales defensores de las criptomonedas, no les gusta el tema de la regulación, y con razón. Sin embargo, la realidad es que ese rubro es justo el que sigue haciendo falta, para que su despegue y consolidación final, nos llegue.

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."