El golpe bajo de Banxico a la industria de las criptomonedas

Hace más de 4 años me reuní por primera vez con Banco de México para hablar sobre Bitcoin. En esa época no existía ni Ethereum, Ripple y menos todos los ICOs (ofertas públicas iniciales de criptomoneda) que han surgido. En esos momentos la oferta de criptomonedas no llegaba a 100.

En 2013 comencé mis primeras empresas de Bitcoin: una pequeña empresa de inversión, una empresa de minería, y me asocie con un sitio de intercambio de bitcoin en Argentina, Unisend, el cual fue uno de los primeros en Latinoamerica y el primero en Argentina.

En un viaje a Argentina en 2014, recibí una llamada de la Dra. Lorenza Martínez, ex directora de Sistema de Pagos de Banxico. Había realizado una solicitud semanas antes para reunirme con el área que observaría Bitcoin, y me solicitó ir a su oficina con su equipo. Banxico acababa de publicar la alerta de criptomonedas y activos virtuales, la cual era una traducción y copy/paste de advertencia de los Bancos Centrales de la de Estados Unidos y Europa, pero no quería que lo prohibieran como en Venezuela, Ecuador o Bolivia.




En esa reunión invité al CEO del difunto sitio de intercambio Mexbt y Pablo González, quien era CEO de Bitso, y otros dos amigos con los que había realizado eventos de Bitcoin.

Todas éramos empresas muy pequeñas que acababan de surgir en México. El volumen de bitcoin no era ni el 1% de lo que es actualmente, y el mercado de las criptomonedas había rebasado por primera vez los USD$1,000 millones.

Durante la reunión no conocíamos la intención de la contraparte. Fue un poco tensa pero la pregunta principal vino de parte de la Dra. Martínez: ¿Cuáles son sus intenciones con Bitcoin en México? Por una parte claro que todos queríamos hacer negocio, pero bitcoin y blockchain es más que esto. Teníamos una visión de cómo esta tecnología podría ayudar a las personas y empresas, generar desarrollo en varios campos, aunque aún se encontraba en una etapa muy temprana.

La junta concluyó, nos dijeron que estaba interesante lo que hacíamos y que por ahora no se iba a regular. Era muy pequeño e insignificante en México para voltear a verlo.

Durantes los últimos años se había tenido una relación cordial con Banxico y los diversos reguladores. Se comenzó hace más de 2 años a trabajar para regular las empresas de tecnología financiera (Fintech) y las criptomonedas.

A finales de 2016 se tenía el primer borrador y ahora es parte de la ley. Se ha clasificado a las criptos como ‘activos virtuales’. No siempre ha sido sencillo, y en Bitso y otras empresas ya existe por lo menos una persona dedicada a la parte regulatoria y relación con gobierno. Todo iba navegando no tan rápido como queríamos, pero sin ningún punto muy negativo.

Este año fue el hackeo de SPEI a través de diversas instituciones financieras, el cual le costó su trabajo a la Dra. Lorenza Martínez.




Hasta ahora se reporta públicamente un robo por MXN$300,000,000, A partir de este evento han sucedido algunas contingencias y restricciones.

El horario de transferencias interbancarias, exclusivamente procesados por SPEI, fue restringido los primeros días, y se llevaron los sistemas a servidores de contingencia.

Posteriormente comenzaron las diversas medidas de prevención, contingencia y evaluación, entre ellas no permitir el retiro de más de MXN$50,000 en efectivo el mismo día, cuando el origen de los fondos era una transferencia interbancaria. Esto significa que si alguien te transfiere MXN$51,000 no podrías retirarlos hasta el siguiente día hábil en efectivo.

Hace casi dos meses Bitso tuve un ataque y tuvimos que realizar protocolos de contingencia. A pesar de no ser una institución financiera regulada aún, realizamos reportes a las diversas autoridades como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, y al Banco de México.

El equipo de Bitso realizó un plan detallado de lo que iba a suceder ese día y los siguientes. Existió constante comunicación con los usuarios, autoridades y proveedores.

La plataforma tenía planeado estar fuera de línea una semana para contener, evaluar y asegurarnos que no corría ningún riesgo la información ni fondos de los usuarios. Sólo estuvimos fuera de línea como cinco horas durante una madrugada de martes. La plataforma siguió operativa posteriormente.

Durante la contingencia de Banco de México existió muy poca comunicación y durante varios días fue causa de especulación y molestia en la población en general al no poder mover su dinero libremente.

A pesar de afectar al país, los ciudadanos y las empresas, la información y las transferencias interbancarias a través de su sistema fueron fluyendo a cuentagotas.

Después de varios días de contingencia y desinformación, aceptaron que el sistema había sido vulnerado a través de instituciones financieras, y el dinero extraído a través de retiros en efectivo en ventanilla.

Fue un ataque coordinado, donde se realizaron las operaciones para confundir al sistema y poder inventar transacciones y extraer fondos directo de la tesorería de diversas instituciones financieras reguladas y supervisadas.

Los atacantes, quienes coordinaron el ataque, y las personas que aparentemente realizaban un favor al recibir una transferencia y retirar para un tercero en efectivo, a cambio de una comisión, todos formaron parte consciente o inconscientemente, del robo más grande en la historia de Banco de México.

Tras una crisis, contingencia o situación que sale de control, quienes tenían planeado robustecer y controlar más, imponen políticas, procedimientos o sugerencias para lograr imponer su agenda y observación.

¿De qué le va a servir a Banxico retrasar los retiros de efectivo y criptomonedas por 24 horas hábiles? Sólo para entorpecer la operación y el uso del dinero de las personas, por no buscar mecanismos de prevención, contención y supervisión efectivos que puedan inhibir estas conductas.

De un día para otro, el 27 de julio pasado, Banxico publicó en el Diario Oficial de la Federación la circular 11/2018, donde cita que el banco central “ha considerado necesario que los participantes en dicho sistema establezcan medidas intensificadas de prevención de riesgos relacionados con el manejo de recursos derivados de transferencias de fondos no autorizadas legítimamente. En particular, es conveniente elevar la atención a aquellos recursos que puedan ser utilizados en adquisiciones de activos virtuales que se realicen sin la plena identificación de los clientes asociados a dichas operaciones.”

También refieren a retener las transferencias un día hábil, inhabilitar a quienes no pasen por un proceso de “Conoce a tu Cliente” y cesar operaciones con quienes no puedan cumplir con estas nuevas disposiciones.

El documento viene firmado por el Director General de Operaciones y Sistemas de Pagos de Banxico, Jaime José Cortina Morfín y el Director General Jurídico de Banxico, Luis Urrutia Corral.

¿Qué consecuencias tuvo este comunicado y su falta de información e interpretación? El mercado de criptomonedas en México tuvo ventas de pánico, llegando a cotizar -10% por debajo de los precios internacionales.

El comunicado no fue consultado, comentado o compartido con ningún participante fuera de Banxico. No se contempló ni midió el impacto que podría tener, en este caso afectando el patrimonio de miles de personas que liquidaron sus posiciones a precios por debajo del mercado.

Los proveedores financieros y bancos nos hablaban y preparaban escritos para terminar la relación bancaria y financiera con nosotros. Todo esto mientras buscábamos una reunión urgente con las personas que firmaron el documento, y nos comunicamos con otras empresas para saber si ellos sí habían sido consultados. Tampoco. A nadie le comunicaron esta acción sorpresiva de un día para otro.

Fueron días y semanas muy tensas, y desafortunadamente por ahora no se puede revertir este comunicado, y también nos deja preguntándonos: ¿cuándo van a realizar otra acción sorpresiva de este tipo?

¿Por qué tanto enfoque y observación con lupa al sector Fintech –y en específico de las criptomonedas- por parte de Banxico? ¿Por qué por otro lado los mayores delitos financieros del mundo de lavado de dinero, financiamiento al terrorismo, uso de recursos de procedencia ilícita y fraude quedan impunes, y no se les pone la misma atención, siendo que afectan a la reputación de un país, los reguladores y afectan el bolsillo de clientes e inversionistas?

Casos en instituciones como HSBC, Banamex, Ficrea, Interacciones, Monex y Bansefi, donde se ha involucrado el narcotráfico, grupos de delincuencia organizada, políticos, partidos, empresas de gobierno, junto con delincuentes de diversos perfiles, no han tenido un revisión tan enfocada ni medidas restrictivas como ahora han impuesto a los llamados “activos virtuales” y las empresas que operamos con ellas.
Pareciera un ataque malintencionado y enfocado a causar miedo y pánico en la industria. Esperemos que haya sido una excepción, que Banxico reconsidere y regrese este ambiente de colaboración, comunicación y apertura que había existido en las pláticas y revisión de todo lo relacionado con criptomonedas en México.

¿Hay futuro para el Bitcoin?

Un tema recurrente desde enero de 2018 es la caída de precio desde máximos históricos, y para algunos más dramáticos, la “peor caída de todos los tiempos”, e incluso como algunos lo llaman, la “peor burbuja de la historia”.

El total de la capitalización de mercado de las criptomonedas y su caída de los últimos meses, no se compara ni en tamaño, impacto, ni en daño financiero y económico, a la Burbuja de las PuntoCom, la crisis del 2008-2009 y la caída de grandes empresas como Lehman Brothers, Bearn Stearns, Freddie Mac, Fannie Mae, AIG y gran parte del sector financiero.

Las criptomonedas también son diminutas ante la burbuja más grande de todos los tiempos, la deuda creada por el gobierno de Estados Unidos, que rebasa los USD$21,446,232 millones, frente a poco más de USD$200,000 millones de la criptos. Todas las criptomonedas valen aproximadamente el 1% de la deuda de Estados Unidos.

Algo curioso que sucede en las deudas impagables que los funcionarios de gobierno crean, es que automáticamente asumen que toda la población debe de pagar por su mala administración y déficit.

Incluso en el ejemplo de arriba de http://www.usdebtclock.org dividen la deuda, y la ponen por ciudadano y también por contribuyente.

La mayoría de la población no tiene ese ingreso al año, y menos para pagar una deuda de terceros. La socialización de la deuda pero la no penalización por mala administración o manejos, crean incentivos perversos, los cuales al final llevan a devaluaciones, depreciaciones, crisis financieras, pérdida del valor del dinero a través del tiempo, etc.

Al usar criptomonedas o metales preciosos, nos protegemos y diversificamos este riesgo. Falta recordar 2008-2009 en Estados Unidos o 1994 en México: ¿qué haríamos si el dólar subiera en 300% de su cotización de un día para otro?

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Lea el artículo siguiente. En la guerra contra el dólar, Rusia se protege con más oro

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."