El incendio se propaga: aumentan los bonos con tasas negativas

Lea el artículo anterior. Los más ricos preparan su salida antes de que estalle la recesión

El Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés), ha hecho una seria advertencia: la cantidad de bonos de gobierno con tasas de interés negativas está aumentando en el mundo. Específicamente, hay 17 billones de dólares en estos instrumentos que, en vez de entregar un interés cuando vencen, dan pérdidas.
En Europa, hay al menos diez países cuyos bonos con vencimientos a diez años tienen rendimientos negativos, mientras que en Asia, los bonos japoneses también están en rojo. Solamente la deuda a 30 años da un rendimiento positivo, pero de solamente un 0.17%.
Estos 17 billones de dólares en bonos soberanos con tasas negativas equivalen al 20% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, pero no solamente el incendio está en la deuda gubernamental, las familias y las empresas también están pagando por tener su dinero en estos instrumentos.




“Incluso en el apogeo de la Gran Crisis Financiera de 2007-2009, esto habría sido impensable. Hay algo turbiamente preocupante cuando lo impensable se convierte en rutina”, advirtió Claudio Borio, jefe del departamento Monetario y Económico del BIS en su informe trimestral, publicado a finales de septiembre.
Como lo hemos comentado en otras ocasiones, la razón de que estemos en este absurdo de tasas negativas, perder dinero por prestar a alguien más, se debió a años de políticas de tasas en mínimos y programas de estímulos de los bancos centrales, que expandieron irresponsablemente dinero que es básicamente irredimible.
Con un entorno enrarecido y con muchos riesgos en el mundo, como guerras comerciales, conflictos geopolíticos, populismos y posibles guerras, solo falta una chispa para una explosión de consecuencias insospechadas.
Como mencionamos en artículos anteriores, la recesión tal vez no es inminente, pero sí inevitable. Y el sentimiento en los mercados bursátiles, entre los inversionistas institucionales y los individuales, como son los grandes millonarios, es que esta llegará y ya están tomando sus previsiones.
Para que haya una recesión, se está partiendo de la idea de que habrá una crisis. Es como una gran fiesta que tendrá un fin abrupto, y los inversionistas ya están buscando la salida, y por eso se están acumulando mucho efectivo. En un momento en que los bonos están pagando tasas negativas, hay que estar en oro, sí, pero también en dólares en efectivo, porque habrá muchas oportunidades de inversión para quienes tengan el poder para aprovecharlas.




Es necesario protegerse de lo que se está configurando: una inminente recesión provocada por una crisis, que a su vez será activada por cualquier motivo. Es por eso que los hombres y mujeres más ricos del mundo están tomando sus previsiones, tomando mucho efectivo y mucho oro.
La gente más acaudalada es la que tiene más acceso a la información y asesoría financiera, pero eso no significa que los demás estemos indefensos ante los choques financieros. Sigan estos artículos y mensajes en nuestro canal de Telegram para saber cómo no perder dinero y encontrar oportunidades para ganar, ante lo que se avecina.

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."