La inflación se acerca… y el oro está barato

Lea el artículo anterior. Alza de tasas y la próxima gran crisis

Para muchos, el mercado del oro ha sido decepcionante en lo que va del año, pues el metal precioso ha estado por debajo de los 1,200 dólares la onza y está lejos de los más de 1,900 dólares que registró en septiembre de 2011.
Pero también cada vez más personas empiezan a ver de nuevo al rey de los metales, gracias al atractivo precio y lo consideran en su portafolio de inversión gracias a su valor frente a otros activos.
“Con el tiempo, el oro ha mantenido su valor frente al dólar. Hace 100 años, el oro estaba en 20.67 dólares la onza y con eso un hombre se podía comprar un buen traje. A 1,200 dólares la onza, lo mismo es cierto hoy”, dice en un artículo Andrew Bary, editor asociado de Barron’s.
Más importante aún, el autor remarca que la inflación está empezando a repuntar en Estados Unidos y en gran parte del mundo a medida que los bancos centrales reducen sus enormes balances. Y el oro es una buena defensa contra la inflación que erosiona el valor de una cartera de acciones o bonos.




Y la inflación se debe en gran parte por las tasas en mínimos históricos y la oferta monetaria, que ha incrementado los niveles de deuda en el mundo “y cuando hay mucha deuda, los gobiernos tienen tres opciones: caer en impago; reestructurar; o inflar la moneda. Cuando los políticos tienen oportunidad, eligen lo último.”
¿Qué tan barato está el oro? Una forma de medirlo, según Bary, es comparándolo con el índice industrial Dow Jones. Actualmente se necesitan 22 onzas de oro para comprar una unidad del Dow, que finalizó el viernes en un récord de 26,743 puntos. La baja más reciente en esa relación ocurrió en 2011, cuando estaba a 7.8 onzas por unidad. Entonces, el oro estaba cerca de su máximo histórico de 1,923 dólares la onza.




Ya comentábamos hace una semana que Jim Rogers, el gurú de las inversiones en materias primas, esperaba que el oro bajara inclusive más para comprar antes de que llegue la corrección (caída) más grande en la historia de los mercados. Este activo, aparentemente desfavorecido frente al dólar y el mercado accionario, ha sido usado como reserva de valor y una medida de la riqueza por miles de años. Por lo tanto, es dinero por excelencia y una de las mejores coberturas.
Reiteramos nuestra recomendación de compra física, ETFs (fondos cotizados), acciones mineras, etc., pero reservamos los detalles para enviárselos por nuestro exlusivo canal de Telegram.
Ahí les detallaremos los ETFs que hay que comprar; cómo, cuándo y dónde conseguir las monedas y lingotes que conviene adquirir, las mineras en las que será rentable invertir, etc.
Para quien tiene sus ingresos o ahorros en pesos, esto es cuestión de ‘vida o muerte’ financiera.

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Lea el artículo siguiente. ¿China va por el productor más grande de oro?

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."