La parálisis del inversionista: ¡que no te afecte!

Lea el artículo anterior. Cuando los “ahorros” se acaben…

Hay una enfermedad financiera que ataca muy frecuentemente a los inversores: la “parálisis”. Esta ocurre cuando el tomador de decisiones -que puede ser cualquier de nosotros-, en vez de poner manos a la obra para invertir, prefiere no actuar y esperar el “mejor momento” o a estar “completamente seguro” de que su decisión es correcta. Por lo general, ese momento no llega o lo hace demasiado tarde, con lo que se pierden rendimientos y oportunidades valiosos.

La inversión como la vida misma son siempre riesgosas. Viajar en auto, en avión, en camión, o hasta caminar por la calle, por poner simples ejemplos, tienen diferentes riesgos que no pueden eliminarse nunca por completo. También el no hacer nada y quedarse en casa puede implica riesgos y costos.

En suma, tenemos que aprender a vivir siempre con el riesgo, mitigarlo, y ponernos en marcha. Es tan importante el camino de la vida y de la inversión, como el fin o la meta a los que queremos llegar. Iniciar un viaje no nos garantiza llegar a nuestro destino, pero si algo es seguro, es que si no damos el primer paso y luego los subsecuentes, no llegaremos a ninguna parte.

Desde luego, no se trata de arriesgarse por arriesgarse, sin medir consecuencias, sino de ser responsables en todos sentidos.




De la misma manera en que sería un gran peligro y una irresponsabilidad para cualquiera jugar y saltar a la orilla de un barranco, uno no debe poner su vida financiera entera en activos y mercados que no se conoce o que son en extremo riesgosos y volátiles (como las criptomonedas). Pero al mismo tiempo, si ya se hizo la tarea de investigar, asesorarse profesionalmente, etc., dejar nuestro dinero “debajo del colchón” o estacionado en el banco, es una idea tan mala como aquella.

Por desgracia, en mi vida como asesor financiero, me he dado cuenta que esta “parálisis del inversionista” es muy común.

En este sentido, hoy que en México las perspectivas económico- financieras siguen empeorando día con día, es muy importante poner manos a la obra y comenzar a implementar acciones financieras de defensa contra una futura e inevitable crisis, que como todas, terminará afectando seriamente los ingresos y el patrimonio de todos.

De nosotros y sólo de nosotros, depende que esa crisis la afrontemos de manera que salgamos menos afectados -y hasta beneficiados, siempre que se pueda-, de malas consecuencias como una depreciación fuerte del tipo de cambio, mayores tasas de interés, inflación, alzas de impuestos, etc.




En Top Money Report, mediante este reporte escrito y por el canal de Telegram -además de nuestra asesoría personalizada -, le brindamos recomendaciones de diversificación en activos de bajo, medio y mayor riesgo, con el propósito de contribuir a su educación financiera y a sus buenas decisiones de inversión.

Sin embargo, la buena información -que lo pone por enfrente y por encima de la mayoría-, es sólo el primer paso: “jalar el gatillo” y empezar a invertir para ganar, en vez de no hacer nada “para no perder”, depende sólo de usted. No queremos que ninguno de nuestros suscriptores se contagie de la “parálisis del inversionista”.

Si requiere apoyo o tiene cualquier duda, por favor, siempre contácteme directamente por los canales conocidos: topmoneyreport@guillermobarba.com, y por WhatsApp o Telegram en el número de TMR que les proporcionamos a nuestros suscriptores Premium.

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Lea el artículo siguiente. El oro aguanta pese a las presiones

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."