La regla más importante del mundo de la inversión

Lea el artículo anterior. La enfermedad económica china no es el coronavirus

La regla más importante del mundo de la inversión es también la más importante del mundo del comercio en general: compra barato y vende caro.

Recuerde: el momento de comprar una inversión NO ES cuando ha estado en racha alcista y suma varios máximos históricos. Todo lo contrario. Se debe comprar cuando el precio es bajo y los fundamentos (relación entre oferta y demanda) nos revelan que en el mediano y largo plazos, la coyuntura de bajo precio de un activo, terminará para despegar en una racha alcista que beneficiará los bolsillos de los inversores más avezados.

A la inversa aplica lo mismo: el momento de vender un activo no es en pérdidas y racha bajista, sino cuando ha estado en racha alcista, hace máximos y sus fundamentos revelan el posible estallido de una burbuja.

El inversor inteligente, por lo tanto, vende en las burbujas de precio y compra en los momentos de mayor pesimismo.




Visto así, en China ha explotado ya desde haces varios años una burbuja crediticia -inflada a partir de la Gran Recesión de 2009- que no ha tocado fondo. Cuando se acerque a ese punto, será hora de volver a pensar en regresar a invertir en ese país y a comprar yuan. No hemos llegado ahí aún.

La verdadera enfermedad económica china no es entonces el coronavirus, sino el exceso de deuda que infló Beijing desde los bancos para evitar una recesión en el corto plazo, aunque el costo fuera posponerla con peores consecuencias. Ese momento parece haber llegado, y el “paro en seco” que ha sufrido la economía en 2020 por el COVID-19, ha sido nada más el más reciente detonante que, en el peor de los casos, podría poner a China al borde de una auténtica recesión.

Mientras China siga en esta espiral de desaceleración y Europa prácticamente estancada, la región del T-MEC seguirá apareciendo todavía como un oasis de seguridad y crecimiento moderado.




Del mismo modo, esa búsqueda de refugios financieros además del dólar, permitirá que el oro continúe un año positivo en 2020, lo mismo que el bitcoin, que a pesar de no ser un refugio real sino virtual, seguirá su escalada de precios y demanda por ser -en épocas turbulentas-, una alternativa de inversión fuera del sistema financiero tradicional, ajeno a los controles gubernamentales y de los bancos centrales.

Es hora pues, de VENDER el peso y comprar activos de valor.

Es posible que incluso nos acerquemos en próximos meses a un punto tal de sobrevaluación del peso, que quizá les recomendemos a nuestros suscriptores apostar especulativamente al eventual desplome de nuestra moneda (ponernos cortos). Si, y cuando ocurra, ese desplome podría ser tan fuerte y acelerado que no habrá mucho tiempo para prepararse. Manténgase atento y guarde un capital en pesos (a tasa de cetes) con liquidez inmediata, para esta posible compra de oportunidad de una vez en la vida. Pocos trades hay tan seguros como apostar contra el peso cuando la economía mexicana está tan mal administrada. Tómelo en cuenta.

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Lea el artículo siguiente. El poder de la plata puede salvar a México

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."