¿Por qué JPMorgan apuesta por las “criptos”?

Lea el artículo anterior. La Fed quiere mantener la montaña de dinero que creó

Las criptomonedas empiezan a ser adoptadas por las grandes instituciones y con ello solo se acentúa una idea: las cripmonedas llegaron para quedarse.

Hace unas semanas, Jamie Dimon, CEO de JPMorgan Chase, anunció el desarrollo de una criptomoneda “estable” o “stablecoin”.

El jefe de blockchain de JPMorgan reveló más detalles de los planes de esa compañía para desarrollar el JPM Coin, una criptomoneda vinculada a los dólares almacenados en las cuentas de JPMorgan Chase.

Inicialmente, la criptomoneda se utilizará internamente entre clientes de negocios mayoristas de JPMorgan como una forma más rápida de transferir fondos que de otro modo podrían depender del tradicional y lento sistema de transferencias interbancarias “Swift”.

“En última instancia, creemos que la JPM Coin puede generar importantes beneficios para las aplicaciones de blockchain al reducir el riesgo de contraparte y liquidación de los clientes, disminuir los requisitos de capital y permitir la transferencia instantánea de valor”, dijo JPMorgan Chase en un comunicado la semana pasada.

JPM Coin es el lanzamiento más reciente y de más alto perfil de lo que se denomina “stablecoins” o criptomonedas “estables” -al estar su valor unitario atado a un activo como el dólar estadounidense-, que aprovecha la velocidad de uso de un libro mayor encriptado y compartido, pero evita las fluctuaciones de precios indeseables, uno de los principales problemas para la adopción masiva del bitcoin, por ejemplo.

Previo a esta noticia, JPMorgan Chase había estado trabajando con Nivaura, una startup de criptomoneda que apunta a utilizar las cadenas de bloques de bitcoin y ethereum para emitir instrumentos financieros más complicados, como bonos denominados en éter (ETH).

Aunque tiene sus diferencias con bitcoin, la criptomoneda más popular del mercado, Jamie Dimon es uno de los grandes defensores de la cadenas de bloques (blockchain), la tecnología que permite que bitcoin exista.

Pero mucho ojo, porque, JPMorgan no es la única empresa que avanza en la adopción de criptmonedas.

Las “criptos” también llegan a Starbucks

Starbucks y la plataforma de criptomonedas de Estados Unidos, Bakkt, anunciaron una asociación.

Bakkt aspira a convertirse en una importante rampa de entrada para los inversionistas que buscan ganar exposición a las criptomonedas. Entre sus planes se encuentra la emisión de contratos de futuros de Bitcoin entregados físicamente, programados para finales de este año, dependiendo de la aprobación regulatoria.

Starbucks había negado originalmente cualquier idea de que su entrada resultaría en “café por Bitcoin”. Ahora, parece que la empresa ha obtenido un capital considerable en Bakkt, y a cambio aceptará el criptopago indirectamente.

Luchando contra el panorama regulatorio estadounidense, algunos analistas y especialistas en el tema de monedas digitales han sido optimistas sobre la capacidad de Bakkt para aumentar el perfil público de Bitcoin en particular, abriendo la criptomoneda como un activo fiable.

¿Se podrá pagar impuestos con bitcoin?

Además de empresas privadas, también los gobiernos empiezar a estudiar formas para incorporar criptomonedas en su día a día.

California podría ser la segunda entidad en Estados Unidos en aceptar la criptomoneda de las empresas de cannabis para pagar sus impuestos estatales y locales.

LA “A.B. 953” podría aumentar los ingresos fiscales y reducir los riesgos de seguridad para las empresas de California que han negociado principalmente con efectivo desde que el estado legalizó el cannabis para uso recreativo en 2018. La mayoría de las empresas de marihuana carecen de cuentas bancarias porque la sustancia aún es ilegal.

“Hay millones de dólares en bolsas de lona de ida y vuelta”, dijo Nasser Azimi, propietario de Ohana Cannabis Co., en una conferencia de prensa en el Capitolio, el 5 de marzo.

La criptomoneda sería una opción a nivel estatal, donde las empresas deben pagar un impuesto especial del 15%, un impuesto de cultivo de 9.25 dólares por onza y el impuesto a las ventas del estado. Los gobiernos locales podrían decidir si tomar la criptomoneda de las empresas de marihuana que deben pagar los impuestos que imponen a los productos.

Los legisladores también están considerando un proyecto de ley (A.B. 286) para reducir los impuestos al cannabis debido a la preocupación de que las altas tasas impiden que las empresas pasen del mercado negro al mercado legítimo. Los ingresos fiscales estatales en el primer año de ventas legales estuvieron muy por debajo de las proyecciones.

Los pagos se limitarían a las monedas virtuales conocidas como monedas estables porque están vinculadas a dólares estadounidenses que sirven como garantía y protegen contra la volatilidad.

El ex tesorero de Ohio, Josh Mandel, anunció en noviembre que el estado comenzaría a recibir pagos de moneda virtual de cualquier empresa que pague impuestos estatales y locales. En California, Ting está aplicando legislación porque la ley no está clara. Si se promulga el proyecto de ley, le daría al tesorero del estado una autoridad y una estructura claras para aceptar la criptomoneda, dijo su portavoz a Bloomberg Tax.

¿Hasta cuándo pasará que en México se considere siquiera aceptar bitcoin o alguna otra cripto para pagar obligaciones? Mejor nos sentamos a esperar.

Europa también tiene apetito por las criptomonedas.

Poco más de una semana después de lanzar un producto de intercambio de Bitcoin, SIX Swiss Exchange ha anunciado un Ethereum ETP. Los nuevos productos financieros que se comercializan en la bolsa de valores más grande de Suiza han sido emitidos por Amun AG, una nueva empresa de moneda digital con sede en la ciudad alpina suiza de Zug.

Los ETP (exchange traded product), como los ETFs (fondos cotizados) están diseñados para reflejar un mercado subyacente existente, como un índice, una materia prima o divisas. Su objetivo es simplemente imitar el rendimiento del mercado subyacente y obtener un resultado similar. Un ETP negocia en un mercado regulado, al igual que las acciones individuales, de acuerdo con IG, proveedor en el trading en línea.

Sin embargo, ni el Ethereum ETP ni el Bitcoin que se lanzó a fines del mes pasado es el primero para SIX y Amun AG. La puesta en marcha ayudó al lanzamiento de la bolsa del fondo HODL5, un índice de cinco activos digitales líderes, a finales de 2018.

El Ethereum ETP aparecerá bajo el símbolo AETH. Mientras tanto, el Bitcoin se hace referencia como ABTC. SIX cobrará una tarifa de administración del 2.5% para quienes compren y vendan cualquiera de los productos. Ambos también se negociarán contra el dólar estadounidense.

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."