Continúa la fuga de oro en Venezuela

Lea el artículo anterior. Cuenta regresiva para la recesión

Nicolás Maduro se aferra al poder y, para ello, está comprando lealtades con oro. Continúa el saqueo del presidente de Venezuela mientras el metal precioso sale del país hasta destinos impensados para evitar las sanciones de Estados Unidos. Un reporte del diario El País informó que Uganda investiga cómo entraron 7.4 toneladas de oro, equivalentes a 300 millones de dólares, a su país, para ser refinadas.
La Policía de aquella nación indicó que entraron a las instalaciones de la compañía AGR, conocida por refinar oro, y encontraron un lote de 3.6 toneladas de metal áureo que no pasó por aduanas. Sin embargo, no encontraron las 3.8 toneladas restantes que habrían salido de Venezuela.
A su vez, Ángel Alvarado, diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela, denunció que ese oro salió del Banco Central de la nación sudamericana, pero que el cargamento llegó incompleto a Uganda, pues faltaban 0.6 toneladas.
La refinería AGR dijo a la agencia Reuters que el oro no entró como contrabando y asegura que la transacción es legal. Esta compañía, del empresario belga Alain Goetz, es conocida por hacer negocios en países en conflicto.




Desde que Hugo Chávez estaba en el poder, el gobierno venezolano ha financiado sus operaciones y obtenido efectivo con el oro, y desde que la producción de petróleo ha caído en picada, se ha acentuado esta práctica. Sin embargo, la situación es tan ruinosa que también cayó la producción del metal precioso y Maduro ha encargado a Minerven, la productora estatal de oro, que ahora se encargue de comprar el metal a otras mineras.
De acuerdo con un reporte de Bloomberg, existe una red de minas clandestinas distribuidas en 70,000 millas cuadradas, desde Guyana hasta Colombia, la zona es conocida como el Arco Minero del Orinoco. Minerven compra el oro a cambio de bolívares, que con la hiperinflación no valen casi nada, y cuando los mineros clandestinos no quieren vender, el gobierno usa a las fuerzas armadas para obligarlos a “cooperar”. Después, funden el mineral en barras y los militares lo transportan en avión a una base aérea a las afueras de Caracas, para después llevarlo al Banco Central de Venezuela.




Recientemente el Departamento del Tesoro de EU impuso nuevas sanciones económicas, esta vez dirigidas a Minerven, para detener el contrabando de oro. “Vamos a perseguir agresivamente a aquellos involucrados con el comercio ilícito de oro de Maduro que contribuye a esta crisis financiera, humanitaria y ambiental”, dijo en un comunicado Steve Mnuchin, secretario del Tesoro estadounidense.
Washington trata también de bloquear las operaciones de Venezuela con sus aliados: China, Rusia y Turquía. En este último caso, Marshall Billingslea, subsecretario de financiamiento del terrorismo en el Tesoro, viajó a Ankara para hablar con funcionarios gubernamentales y líderes empresariales. Como recordamos, Venezuela vende oro a Turquía a cambio de paquetes de comida que el régimen chavista vende a precios muy bajos, como una forma de comprar votos y voluntades a través de su corrupta estructura militarizada de poder.
Mientras Maduro siga usurpando el cargo, continuará la expoliación de la riqueza de Venezuela para mantener un régimen corrupto. Con el oro saliendo del país, obtiene dinero para seguir comprando a quien se deje, pero cuando el oro de las reservas se acabe, y el de las minas deje de ser extraído (algo que sólo es cuestión de tiempo), el final, la debacle del chavismo sobrevendrá.
Sin embargo, no somos muy optimistas en el sentido de que esa pesadilla terminará pronto. Por lo que si algún amigo venezolano nos lee por allá, lo urgimos a que en la medida de lo posible, mejor busque abandonar su país.

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Lea el artículo siguiente. ¿Rusia y EU se preparan para la guerra por Venezuela?

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."