El mundo pide reglas claras para las criptodivisas

Lea el artículo anterior. Pemex: las refinerías de AMLO y la sinrazón

La tormenta de escándalos y advertencias que golpearon al Bitcoin y a las critpodivisas en general parece disiparse y está dejando ver una clara verdad: estos activos digitales llegaron para quedarse. La muestra de ello es que las autoridades están trabajando por establecer reglas claras para que las criptomonedas puedan ser usadas bajo un estándar internacional.
El G20, integrado por las 20 economías más grandes del mundo, emitió un comunicado a finales de julio en el que indica una falta de “pasos normativos estrictos” con respecto a las criptomonedas, y se necesitan “recomendaciones muy específicas” para que se aprovechen sus beneficios al sistema financiero y a la economía global.
Por su parte, el ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, pidió al G20 debatir sobre las criptomonedas, aunque recomendó evitar la regulación directa.
Mientras que un estudio comisionado por el Comité del Parlamento Europeo resalta que las criptodivisas pueden aumentar la competencia en el sistema financiero, inclusive si éstas son emitidas por los bancos comerciales y centrales.




“La política de competencia tradicional puede ser inadecuada para abordar los problemas de competencia en los mercados de criptomonedas, lo que sugiere una participación pública directa a través de una moneda digital del banco central como alternativa”.
Pese a que el Bitcoin y otras criptos funcionan sin intermediarios, el papel de los bancos centrales puede ser, según el estudio, usar los “sistemas de criptomoneda permitidos” para “complementar o sustituir” las monedas ya utilizadas.
Por otro lado, los reguladores estadounidenses, como la Comisión de Valores y Comercio de Estados Unidos (SEC) y la Comisión de Futuros y Commodities (CFTC) están discutiendo abrir la puerta a los Exchanged-traded funds (ETF o Fondos cotizados) basados en las criptomonedas.
Los mercados se han moderado y los reguladores ven que se disipa el dramatismo que rodea el futuro de Bitcoin. En enero, estábamos justificadamente preocupados por una burbuja y el daño que un producto aprobado rápidamente podría atraer a los especuladores y crear pérdidas que llevaron a juicios importantes. Ahora, esos factores parecen mitigarse significativamente”, dijo un exfuncionario relacionado con el caso al portal The ICO Journal.
El presente de las criptodivisas se convertirá en el futuro del sistema financiero y el mundo, y los reguladores se están adaptando.
La evolución en el mundo del dinero nunca termina, como tampoco desaparece el pilar alrededor del cual todas las monedas –incluyendo las ‘criptos-, miden su valor: el oro.

Lea completo este artículo suscribiéndose GRATIS a mi boletín aquí

Lea el artículo siguiente. ¿Por qué China está inundada de dólares?

Descargo de Responsabilidad

Toda la información, opiniones y/o cifras financieras presentados aquí son sólo para propósitos informativos y/o educacionales. De ninguna manera constituyen tipo alguno de consejo financiero o de inversión. La información presentada aquí podría contener imprecisiones. Diariamente las situaciones y condiciones del mercado cambian. Cada inversionista o persona interesada debe hacer siempre su propia investigación para definir qué es lo mejor para sus intereses de acuerdo a su perfil de inversión. Usted asume esa responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que tome, basándose en dicha investigación. El autor o autores de los artículos publicados en este portal, no da(n) ningún tipo de garantías, explícitas o implícitas, sobre la precisión de la información o los resultados obtenidos usando ésta. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información aquí expuesta, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ningún caso el autor o autores será(n) responsables, directos o indirectos, de los daños que resulten por el uso de esta información. Asimismo, los anuncios exhibidos en este blog son responsabilidad directa de los propios anunciantes. El autor no hace ninguna recomendación directa o indirecta de ningún proveedor, ni asume responsabilidad por la buena o mala calidad de los productos y/o servicios que ofrecen. Dicha responsabilidad reside exclusivamente en el prestador del servicio o vendedor del producto y en sus eventuales clientes."